Ignacio Miranda - Por mi vereda

Trilogías aéreas

«En el páramo de Villanubla, aeropuerto que acogerá tan magno despliegue, ya resuena aquel himno litúrgico de «cielos y tierra, bendecid al doctor»

Ignacio Miranda
Actualizado:

Uno, dos y tres. Tres banderilleros en el redondel». Gabriela Ortega, sobrina del genial Joselito, recitaba con duende sevillano este poema de Manuel Benítez Carrasco sobre la geometría de la lidia, que se divide en tres tercios. La trilogía surge de lo más hondo de nosotros. De la Santísima Trinidad a los tres aires del caballo: paso, trote y galope. De los tres poderes del Estado -el último más malherido aún desde el lunes- a las almodovarianas Pepi, Luci y Bom. De los tres ejércitos a las tres carabelas de Colón o el bueno, bonito y barato.

Pero el inventario de tríadas clásicas crece y ya llega a la navegación aérea con un Falcon, un Airbus y un helicóptero. Memorícenlo, por favor. Como la Pinta, la Niña y la Santa María, van a hacer historia. Porque nuestro presidente del Gobierno y buena parte de su séquito, incluidos diez ministros, se desplazarán en estos medios desde Madrid a Valladolid para participar la próxima semana en la Cumbre Hispano-Lusa. Todo por razones de organización y seguridad, nunca por fatuidad del personaje. Que una canita al aire como el concierto de Castellón se la puede permitir cualquiera. De manera que por el páramo de Villanubla, aeropuerto que acogerá tan magno despliegue, ya resuena aquel himno litúrgico de «cielos y tierra, bendecid al doctor». En Económicas, claro.

Probablemente, si fake Sánchez fuera humilde podría aprender algo del encuentro con nuestros vecinos. Desde finales de 2015, el socialista António Costa lidera como primer ministro un Ejecutivo con el apoyo de comunistas y radicales, que desalojó del poder al centro-derecha de Passos Coelho a los pocos días de tomar posesión por su debilidad parlamentaria. Una izquierda sin concesiones a los nacionalistas ni a los populistas, porque sencillamente no existen, que ha consolidado la recuperación económica con amplitud de miras, con sentido de estado. Haciendo país, al contrario que en España.

Ignacio MirandaIgnacio Miranda