Cofrades de Jesús Nazareno en una procesión por las calles de Zamora - ICAL

Trifulca entre hermanos de la Cofradía de Jesús Nazareno de Zamora

La directiva anuncia que tomará medidas disciplinarias tras el altercado que obligó a suspender la asamblea

ZAMORAActualizado:

No llegaron a las manos, pero se vivieron momentos de tensión y se escucharon amenazas del tipo «a la salida te espero» lo que llevó finalmente a suspender la asamblea cuando aún no había concluido el turno de ruegos y preguntas. Todo ello ocurrió este domingo en la asamblea general ordinaria de la cofradía más numerosa y una de las más emblemáticas de la Semana Santa de Zamora, la de Jesús Nazareno.

La situación, que la propia cofradía calificó de «grave» y anunció que tomará medidas disciplinarias por ello, se desencadenó tras una asamblea que hasta entonces había transcurrido de forma cordial y sin fricciones. Una intervención a raíz de la obligación de que todos los cargadores deban estar al día en las cuotas de la cofradía para poder llevar los pasos, hizo que la situación derivada en un altercado con enfrentamiento dialéctico y alguna palabra malsonante entre varios de los asistentes que eran cargadores, excargadores o familiares de quienes van bajo los pasos de Jesús Camino del Calvario, conocido popularmente como el «cinco de copas», y Las Tres Marías y San Juan.

Como la tensión iba a más, la directiva decidió dar por concluida la asamblea pese a que aún faltaban algunos ruegos o preguntas. Posteriormente, la cofradía remitió a la prensa un comunicado en el que censuró el comportamiento de un grupo de hermanos de la cofradía tras una asamblea que hasta entonces había sido «modélica».

La directiva indicó que en el turno de ruegos y preguntas ocurrió «un incidente inaceptable para el devenir de la asamblea y el espíritu que debe prevalecer en una asociación de fieles cristianos”. Por ello, anunció que tomarán medidas disciplinarias ante «los graves hechos acontecidos». Los integrantes de la junta directiva mostraron sus «más sinceras disculpas» por lo sucedido y dejaron claro que ni ellos ni la propia cofradía se sienten identificados con un «comportamiento» de unos hermanos que «no nos representan».