Concentración de trabajadores de vestas frente a la consejería de Hacienda
Concentración de trabajadores de vestas frente a la consejería de Hacienda - MIRIAM CHACÓN

Trabajadores de Vestas instalan un campamento permanente a las puertas de la factoría

Quieren evitar que la multinacional saque material de la planta

LEÓNActualizado:

Los trabajadores de la empresa eólica Vestas han instalado un campamento permanente frente la fábrica ubicada en la localidad leonesa de Villadangos del Páramo como señal de protesta tras el anuncio del cierre definitivo de la factoría realizado el lunes por la dirección de la multinacional danesa, han informado fuentes del comité de empresa.

La presentación en la tarde del jueves de un expediente de regulación de empleo (ERE) de extinción laboral para los 362 trabajadores fijos de la planta de ensamblaje desató la reacción inmediata de los trabajadores con la quema de neumáticos frente a la puerta de la factoría y el corte de tráfico de la N-120. Un corte de carretera que duro aproximadamente una hora y en el que se registraron algunos momentos tensos con algunos conductores.

Desde el comité de empresa se ha señalado que, de momento, el campamento frente a la fábrica persigue que «Vestas no saque ningún material de la factoría».

Durante la mañana de este martes el comité de empresa mantiene una reunión con la ministra de Industria, Reyes Maroto; el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, junto con la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, y el de Empleo, Carlos Fernández Carriedo.

Una reunión que estaba previsto celebrar en León, pero que la relación de acontecimientos registrados en la tarde de ayer ha trasladado a Valladolid para que estuviera presente Juan Vicente Herrera.

Algunos trabajadores se han desplazado con el comité de empresa hasta Valladolid para mostrar su apoyo a su representación laboral.

Hay que recordar que los trabajadores se encuentran en huelga indefinida desde el pasado 16 de julio tras anunciar la compañía un mes antes que deslocalizaba tres de las cuatro líneas de producción de la fábrica de Villadangos a China y la India.

Desde entonces la conflictividad en la fábrica ha sido continúa, concentraciones en León y en la sede de la compañía en Madrid, marchas reivindicativas, paros parciales y un encierro de trabajadores hasta la huelga indefinida.

En el camino, la empresa despidió en julio a sus 180 trabajadores eventuales ante el traslado de parte de la producción.

Una conflictividad laboral que llevó hasta el anunciado cierre de la fábrica justificado por la empresa en que la «reciente evolución del mercado ha traído consigo una reducción de la demanda de la plataforma de 2 MW en Europa».

«Asímismo, la demanda de la plataforma de 4 MW en la región puede satisfacerse con una menor capacidad de producción que la actualmente proporcionada por las fábricas de góndolas que Vestas tiene en Europa y otras regiones», entre ellas las de Villadangos, justifica Vestas en un comunicado.