José Gabriel Antuñano - El callejón del gato

Tedio, madurez e ironía

«El cierre de campaña de Pedro Sánchez en Valladolid puede dar la puntilla a Podemos»

José Gabriel Antuñano
Actualizado:

A cinco días del fin de la campaña del tedio, pese a lo que se juegan los tres partidos, se observa cómo el miedo ha atenazado a Luis Tudanca, Alfonso Fernández Mañueco y, en menor medida, a Francisco Igea. No quieren cometer errores para no restar votos ni desgastarse en lo personal ante sus aparatos. Prefieren quedarse como están, fiarlo a los pactos postelectorales y ver si existe el efecto corrector. La calculada moderación de Pedro Sánchez, al que tampoco han sabido apretar Casado y Rivera con los señuelos mostrados y en el error de la llamada a La Moncloa, no ayuda al cambio de tendencias.

Más interesante es la observación de la madurez del electorado. El de Podemos ha comprendido que votarles significa tirar la papeleta a la papelera. La debacle prevista de este partido innecesario y totalitario obedece a la desmotivación por la errática política y porque el votante ha comprendido la utilidad de no votar a persona interpuesta. El cierre de campaña de Sánchez en Valladolid les puede dar la puntilla y de rechazo al PP. Menos avispados los del otro partido totalitario, Vox, aunque la estructura no juega en la liga autonómica. Los votantes se dividirán entre los que se quedarán en casa y los obstinados defensores de las esencias (ignoro cuáles), que prefieren entregar todo el poder al PSCL al dispersar el voto a la derecha. En el castigo llevarán la penitencia, pero allá estos hooligans trasnochados. ¿Ironías?: Rajoy, que destrozó el PP, ahora adalid salvador del mismo; y el avalista, Herrera (¿recuerdan lo del espejo?), que no se arrepentirá, pero que habrá hecho el mayor daño a su partido por la falta de empatía y apoyo a Mañueco, y por seguir de presidente hasta el nombramiento del sustituto.

La otra, la que sufrirá Igea, que sin ningún apoyo orgánico -Rivera no muestra demasiada sagacidad política y sí inmadurez- obtendrá un buen resultado ganado a pulso y con coherencia por Igea, pero que quizás no le sirva para evitar el segundo envite de Clemente-Villegas, aún a riesgo de romper el partido.

José Gabriel AntuñanoJosé Gabriel Antuñano