ABC
ABC - ICAL
SEMINCI

«The Nile Hilton Incident», Espiga de Oro, y «The Rider«, Espiga de Plata

Chloé Zhao gana el premio a la Mejor Dirección Novel y Brady Jandreau, el de Mejor Actor, ambos por «The Rider»

VALLADOLIDActualizado:

El largometraje «The Nile Hilton Incident», obra firmada por Tarik Saleh (Estocolmo, 1972), ha sido galardonada este sábado con la Espiga de Oro al Mejor Largometraje de la 62 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Asimismo, esta coproducción entre Suecia, Alemania, Dinamarca y Marruecos ha obtenido el Premio «Ribera del Duero« al Mejor Director y se ha alzado con el Premio «Miguel Delibes» al Mejor Guion.

La dicotomía entre corrupción e impunidad y la búsqueda de justicia, tanto a nivel personal como social, centran la trama de «The Nile Hilton Incident», una propuesta de cine negro protaginzada por Fares Fares con el estallido de la Primavera Árabe como telón de fondo.

Por su parte, la Espiga de Plata ha sido para la película «The Rider» de la realizadora Chlóe Zhao, quien también ha obtenido el Premio «Pilar Miró» a la mejor dirección novel y el Premio al Mejor Actor para su protagonista, Brady Jandreau.

Un grave accidente tras caer de un caballo obliga a Brady -que se interpreta a sí mismo- a abandonar su carrera como jinete de rodeo, por lo que necesita reciclar su identidad una vez que ve frustrado su sueño de dedicarse a aquello que da sentido a su vida. En este filme, la directora china afincada en Estados Unidos ha tratado de romper con los estereotipos del «cowboy» americano en un intento de redefinir la hombría de los vaqueros.

El Premio a la Mejor Actriz ha sido compartido entre Laetitia Dosch, protagonista de «Jeune Femme», ópera prima de la realizadora francesa Léonor Serraille, y Agnieszka Mandat-Grabka, por su papel en «Pokot» («El rastro»), de la directora polaca Agnieszka Holland.

El Premio a la Mejor Dirección de Fotografía la edición más «female-friendly» del festival, según ha destacado el miembro del jurado Ray Loriga, ha ido a parar, también, a manos de una mujer. En este caso, las de Ágnes Pákózdi por su trabajo en la producción suiza «Me Mzis Skivi Var Dedamicaze» («Soy un rayo de sol en la Tierra»).

Por último, el Jurado Internacional ha concedido una Mención Especial a «Human Flow» («Marea Humana»), largometraje documental del artista y activista chino Ai Weiwei, por su «mezcla de realidad y ficción». Dicho jurado ha estado formado, además de por Loriga, Brice Cauvin(Francia), Claire Dobbin (Australia), Uberto Pasolini, Emma Lustres y Santiago Tabernero.

En su segunda edición en el palmarés, la Espiga Arcoíris ha recaído en el filme «The Party», de la directora británica Sally Potter, por su «oportuna» representación de la divesidad sexual y la identidad de género.

El filme «L'insulte» («El insulto»), del libanés Ziad Doueiri, ha sido el que más ha conectado con el público, pues se ha hecho con el Premio «Socigraph», al ser el que más emociones ha provocado a los espectadores.

Asimismo, la historia de «L'insulte», que resume el último medio siglo de un conflicto «estancado» entre palestinos y cristianos libaneses en una rencilla personal, ha sido galardonado con el Premio del Público y con el Premio «Blogos de Oro».

También ha obtenido el Premio del Público «As duas Irenes» («Las dos Irenes»), del brasileño Fabio Meira, que ha sido la favorita de los espectadores de la sección Punto de Encuentro.

Por su parte, las nuevas generaciones de espectadores de la Seminci han otorgado el Premio de la Juventud a «Daha», de Onur Saylak, y a «Aala kaf ifrit»(«La bella y la jauría»), de Kaouther Ben Hania.

La adaptación de la novela homónima «Daha» también ha logrado el Premio Fipresci por su «descorazonadora» visión de la «tragedia» que deben atravesar los refugiados en un búsqueda de un futuro mejor

Cortometrajes

En cuanto a los cortometrajes exhibidos en la Sección Oficial, la Espiga de Oro ha recaído en «Negah» («La mirada»), de la realizadora iraní Farnoosh Samadi, que en 2016 codirigió, junto con Ali Asgari, el filme que obtuvo el máximo galardón en la pasada edición del festival: «El silencio». La mirada de la protagonista sume al espectador en la angustia que le producen sus propias dudas durante 14 minutos de metraje.

Por su parte, Mahdi Fleifel, ha logrado la Espiga de Plataen esta categoría por «A Drowning Man» («Un hombre se ahoga»), que propone una reflexión sobre las decisiones vitales y las estrategias de supervivencia del ser humano.

La película, que conquistó además los premios al mejor director y al mejor guion, sigue los pasos de un oficial de policía que se obstina en desentrañar la muerte de una popular cantante pese a que sus superiores insisten en cerrar el caso.

Se inspira libremente en un suceso real (el asesinato de la ganadora de la edición libanesa del programa «Operación Triunfo» en 2009), a la vez que traza un conciso dibujo de la corrupción política que desembocó en la revolución popular de 2011.