También aquí tenemos «Sort»

H. DIAZ | VALLADOLID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Este año ya es memorable para León, porque un verdadero terremoto ha caído aquí como formidable lluvia benéfica, inundando de alegría a innúmeras familias de todo orden y condición social con motivo de corresponder a nuestra ciudad el segundo premio en el ya mágico número 56332». Así recogía nuestro corresponsal la alegría de los afortunados leoneses. Corría el año 1974 y era una de las primeras veces que este periódico publicaba en una extensa crónica las reacciones a tan afortunado acontecimiento. En la misma página, ABC también se hacía eco -en una nota menos extensa ante la dificultad de «establecer contacto telefónico» con el municipio-.de la inmensa satisfacción de los vecinos de la localidad burgalesa de Medina de Pomar, donde habían sido vendidas cinco series del «Gordo»,

Burgos ha sido la provincia más afortunada de la Comunidad a lo largo de la historia del Sorteo Extraordinario, pese a que nuestra corta memoria nos haga pensar en Segovia o Soria. Las administraciones de esta provincia han vendido el «Gordo» hasta en cuatro ocasiones. Ya en 1895 la recién aparecida revista «Blanco y Negro» se hacía eco de la suerte de «Don Manuel Alcarria», un emigrante de origen burgalés que vivía en La Habana y que días antes había sido «favorecido con el fabuloso premio de los doce millones». Había comprado el número en un viaje que realizó a Burgos para visitar a sus hijos, a los que había enviado a tierras castellanas para estudiar. No obstante, la provincia burgalesa ya había resultado agraciada con el «Gordo» años antes, en 1862. A estas afortunadas fechas hay que sumar otra más, en 1963.

El segundo puesto de la «Sort» de Castilla y León se lo tendrían que rifar Palencia y Segovia. En ambas, el «Gordo» ha caído hasta en tres ocasiones. 1892, 1963 -Venta de Baños- y 1986 en el caso palentino y 1992 -Cantalejo-, 2000 y 2002 en el segoviano. La última provincia tocada con la varita de la bruja de «Sort» ha sido Soria, donde el año pasado caía un pellizco del «Gordo» y parte del tercer premio. Sólo dos años antes el papel afortunado lo había jugado Almazán.

A pesar de que el primer premio no se ha dejado ver mucho por aquí -a las citadas provincias hay que añadir Valladolid, donde cayó en 1821 y 1984-, sí lo han hecho los segundos y terceros premios, que siempre han tenido pellizcos para la Comunidad. Veremos este año. ¡Suerte para todos!