La Calle Santa Clara de Zamora
La Calle Santa Clara de Zamora - M. ÁLVAREZ
Terrorismo en Cataluña

Soria y Zamora refuerzan sus medidas de seguridad con bolardos y maceteros

Son las dos únicas capitales de provincia que llevan a cabo este tipo de actuaciones tras los atentados de Cataluña

ValladolidActualizado:

Soria y Zamora son las únicas capitales de provincia de Castilla y León que hoy han reforzado sus medidas de seguridad con la instalación de bolardos y maceteros en algunas de los accesos a sus calles peatonales.

En Zamora se han ubicado grandes maceterosa modo de barrera en la entrada de la calle Santa Clara, la principal vía peatonal de la ciudad, una medida que ya se adoptó en Navidad y en Semana Santa coincidiendo con la mayor afluencia de visitantes a la ciudad, según ha explicado a Efe el concejal de Seguridad Ciudadana, Antidio Fagúndez.

Además, un coche de la Policía Local ha permanecido a la entrada de esta calle desde la plaza de la Marina. En Soria han colocado estas medidas de seguridad en las calles de acceso al Collado, uno de los paseos peatonales más importantes de la ciudad.

Por su parte, el Ayuntamiento de León ha rechazado colocar más maceteros y bolardos en las calles porque todo el centro de la ciudad ya tiene el acceso restringido y no se puede entrar sin tarjeta de residente. Según han confirmado fuentes municipales, la única decisión que se ha tomado en ese sentido es la de mantener los bolardos de acceso al casco antiguo, pese a que hace unos meses se decidió cambiar el sistema por el de cámaras de vídeo-vigilancia.

De este modo, aunque se modernizará el sistema de acceso con cámaras, se mantendrán los bolardos escondidos dentro de las aceras y se elevarán cuando se organicen eventos en los que se prevea una alta participación.

El concejal de Seguridad y Movilidad de Valladolid, Luis Vélez, ha indicado que no ve necesario la implantación de nuevos bolardos y maceteros para incrementar la seguridad en la ciudad, mientras que en Salamanca también seguirán, de momento, con las mismas medidas de seguridad. En Palencia, no se está haciendo nada especial pero que en la Junta Local de Seguridad de la próxima semana, prevista con anterioridad a los atentados, se tratarán todos los temas relativos a las Fiestas de San Antolín y se estudiarán las opciones de refuerzo necesarias en aquellos lugares donde se prevean aglomeraciones de gente.

En concreto el alcalde de Palencia, Alfonso Polanco, ha anunciado la colocación de dispositivos de seguridad en zonas de la ciudad que sufren aglomeraciones para evitar atentados durante las fiestas, como el Parque del Salón o la Calle Mayor. En Segovia, el alcalde en funciones, Alfonso Reguera, ha explicado que en torno a las medidas de seguridad hay un protocolo que ya se aplicó en las ferias y fiestas de Segovia del pasado mes de junio, en el cual colaboran Policía Local y Nacional.

Este protocolo implica que se corten al tráfico determinados accesos a las calles y plazas de mayor afluencia de público y un grado mayor de seguridad en momentos puntuales, pero por el momento no se plantea la opción de instalar bolardos u otras medidas adicionales. En Burgos, el subdelegado del Gobierno ha asegurado que mantienen las mismas medidas que se contemplan en el nivel de alarma 4 y, de momento, ninguna más.

Finalmente, el alcalde de Ávila en funciones, Rubén Serrano, ha dicho que «cuanto menos se hable» de los asuntos de seguridad, mejor. «Hablar poco y actuar», ha dicho al ser preguntado, antes de recordar que desde hace dos años se está en nivel 4 y que desde entonces se ha actuado en consecuencia.

Por su parte, la delegada del Gobierno en la Comunidad, María José Salgueiro, ha explicado que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están en máxima alerta y ha indicado que mantendrá una reunión con el coronel de la Guardia Civil y el jefe de Operaciones de la Policía Nacional para analizar la situación en Castilla y León. Además, ha apuntado que hay que esperar a la reunión del pacto antiterrorista para ver si se decide o no elevar de cuatro a cinco el nivel de alerta antiterrorista en el país.