Silván comparece ante los medios
Silván comparece ante los medios - ICAL

Silván no acude a la Comisión «Enredadera» al considerar que Cs le ha vetado en tres ocasiones

El PSOE llevará al pleno municipal la reprobación del alcalde por su «silencio»

ROSA ÁLVAREZ
LeónActualizado:

Trató de comparecer de forma voluntaria hasta en tres ocasiones: el 30 de diciembre y el 1 y el 5 de febrero, habiendo sido «vetado» en todas ellas por el grupo político de Ciudadanos. Por lo tanto, el alcalde de León, Antonio Silván, aseguró ayer que su decisión de no volver a asistir -como ya había anunciado en fechas pasadas- a las reuniones de la Comisión de Investigación creada entre el PP y Cs para conocer la vinculación entre el Consistorio y la Operación Enredadera no responde a una falta de colaboración por su parte, sino a que las normas con las que fue concebida no se están respetando.

Así, acusó a la formación naranja de «incumplir flagrantemente» las bases de funcionamiento de la Comisión desde su inicio, «en cuanto a las convocatorias como al desarrollo de las sesiones», como así puso de manifiesto la secretaria general del Ayuntamiento y de la Comisión. Además, el regidor advirtió que «ya han sido examinados los 20 expedientes y se ha demostrado que no hay irregularidad alguna». Por ello, no encontró motivo para seguir participando en un órgano que consideró que se está empleando «de forma totalmente torticera y con fines electoralistas» por parte de Ciudadanos. Además, recordó que él no es miembro de dicha comisión, y que fue el Grupo Popular quien tomó la decisión de «no comparecer» en un órgano «que vulnera sus propias normas».

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León, Gemma Villarroel, advirtió que la ausencia de Antonio Silván «refuerza la sospecha sobre su posible implicación con un presunto cabecilla de una de las tramas de corrupción más importantes de España», y demuestra, en su opinión, que «su honestidad brilla por su ausencia, como su declaración». Villarroel también dijo al alcalde que «si no tiene nada que ocultar» acuda a las sesiones y responda, y que si no lo hace serán los vecinos quienes en las próximas elecciones tendrán que pensar si revalidan en su cargo a una persona que «ha mentido, que tiene la honestidad más que cuestionada y que se basa en la transparencia, pero que cuando tiene la oportunidad la rechaza».

Mientras, Ciudadanos continuará con el orden de la Comisión que ya estaba programado, por lo que el día 20 de este mes presentará sus conclusiones para que queden recogidas en el acta que levanta la secretaria en todas las sesiones.

Desde el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de León, que no participa en la Comisión, anunciaron que presentarán a Pleno la reprobación del alcalde tras eludir dar explicaciones de su actuación. Una decisión que el alcalde destacó que solo responde a «una campaña absolutamente electoral».