Carcedo con Carbayo, este lunes en Salamanca
Carcedo con Carbayo, este lunes en Salamanca - EFE

Sanidad quiere adecuar nuevos especialistas al ritmo de las jubilaciones

La ministra en funciones busca a través del sistema MIR frenar la pérdida de médicos

Burgos Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Ministerio de Sanidad quiere adecuar a medio y largo plazo la incorporación de nuevos especialistas al Sistema Nacional de Salud a través del «Sistema MIR» al ritmo de las jubilaciones previstas en cada una de esas especialidades. La ministra en funciones, María Luisa Carcedo, aseguró ayer que el objetivo es frenar la pérdida de facultativos de los últimos años, adecuando los nuevos médicos en formación a la previsión de jubilaciones en cada especialidad. Durante los actos del décimo aniversario del Centro de Referencia Estatal de Enfermedades Raras (CREER), en Burgos, Carcedo aseguró que en esa línea de trabajo, el Gobierno ya ha realizado un examen y convocado otro para enero en los que sumará un incremento del 15% en el número de plazas para Médicos Internos Residentes.

Una de las especialidades en las que Carcedo reconoció la necesidad de un «esfuerzo especial» es la de Medicina familiar y comunitaria. Reconoció que no parece atractiva para los nuevos médicos, por lo que «no suele ser de las primeras opciones que eligen los que aprueban el examen para MIR. De hecho, recordó que esa es la razón de que el Gobierno haya puesto en marcha una Estrategia Marco de Atención Primaria y Comunitaria que, entre otros cometidos pretende que se conozcan más el grado y la especialidad en este caso. No obstante, apuntó que también las comunidades autónomas pueden gestionar incentivos para determinados destinos que aún tienen más dificultades para atraer profesionales, como asegura que ya han puesto en marcha «muchas comunidades autónomas».

Centros de referencia para limar «diferencias»

En el aniversario del CREER, la ministra insistió en la importancia de los centros de referencia estatal como herramientas para «limar posibles diferencias en la atención a los afectados entre comunidades autónomas». Explicó que la baja prevalencia de este tipo de enfermedades, que afectan en España a tres millones de personas, no permite que todas las comunidades puedan contar con centros específicos de atención.

Por esta razón, los centros de referencia, como el CREER, son «clave para igualar la atención y el diagnóstico», al atender por igual a todos los pacientes de España y sus familiares, afirmó Carcedo. De hecho, el CREER atiende a los pacientes, pero también a familiares, asociaciones y organizaciones no gubernamentales con actividades directas y otras enfocadas a colectivos de enfermedades concretas y a las afecciones poco frecuentes en general. Según explicó Carcedo, la principal función del CREER es fomentar la coordinación entre la atención sanitaria y la social.