El consejero de Sanidad y el presidente de la Diputación de Ávila se saludan
El consejero de Sanidad y el presidente de la Diputación de Ávila se saludan - ICAL
Sanidad

Sanidad arrancará en Ávila la implantación de unidades satélites de radioterapia

El nuevo modelo se apoya en los hospitales de referencia y se extenderá a Palencia, Segovia y Soria

ValladolidActualizado:

Dice un refrán muy castellano que «el que la sigue, la consigue» y en el caso de los abulenses esa máxima se hizo ayer realidad. El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, se desplazó hasta la ciudad amurallada para anunciar a los representantes de las instituciones y de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) la instalación de una unidad satélite de radioterapia para atender a los ciudadanos que precisen este tipo de tratamientos. Han sido tres años de lucha y reivindicaciones de diferentes colectivos sociales, encabezadas por la AECC, que no han cejado en su empeño de reclamar una unidad propia para los tratamientos que evitase los largos y penosos desplazamientos, la mayoría a la capital salmantina. No es pues de extrañar que en Ávila se recibiese ayer con entusiasmo el anuncio de que en 2019 comenzarán las obras necesarias en el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles para dar cabida al acelerador y, en principio, todo apunta a que ese mismo año también podrían comenza a prestarse los primeros servicios.

Cinco millones de inversión

La nueva unidad se situará junto a la zona de urgencias, donde hoy está el archivo de historiales clínicos y necesitará de una inversión de cinco millones de euros para acondicionar un espacio de 1.200 metros cuadrados donde se construirá el búnker para el acelerador, además de zona de consultas y sala de espera. Contarán con tres oncólogos radioterapeutas, dos de ellos fijos en Ávila, dos o tres radiofísicos y enfermeros. El consejero aseguró que se quiere terminar el año con el borrador del proyecto para permitir la licitación en el primer trimestre de 2019.

La decisión de dotar a Ávila de un servicio de radioterapia, que dependerá del que tiene el Clínico de Salamanca con el que compartirá algunos médicos (de ahí la denominación de satélite), supone, además, la implantación de una nueva planificación en esta asistencia sanitaria basada en la consolidación de los hospitales de referencia, de los que dependerán las unidades satélites. De esta forma, los hospitales de la Comunidad que aún no tienen acelerador para los tratamientos oncológicos -Palencia, Segovia y Soria- también tendrán una unidad satélite, aunque aún no hay plazos para esta actuación.

El consejero de Sanidad aseguró que a pesar de las reclamaciones sociales, el servicio no se pudo poner antes porque se quería garantizar la seguridad y calidad del tratamiento de los pacientes. Ahora que ya se ha reforzado el servicio en Salamanca, sí que es posible dar este paso. Recordó, además, que «estos últimos años se ha intentado mejorar la atención a los pacientes, mejorando el transporte sanitario con más rutas y vehículos, reduciendo los tiempos de desplazamiento y creando la figura de la enfermera gestora de casos». Ahora, se está en disposición de poder unir esa seguridad y calidad con la «comodidad y accesibilidad» evitando los desplazamientos de los pacientes de Ávila.