Sadat Maraña, en una imagen de archivo
Sadat Maraña, en una imagen de archivo - ICAL

Sadat Maraña: «A Silván se le pueden reprochar cosas pero no son delictivas»

El exasesor de Ciudadanos en la Diputación de León, detenido en julio y puesto en libertad en el marco de la operación Enredadera, defiende su inocencia

ValladolidActualizado:

El exasesor de Ciudadanos en la Diputación de León Sadat Maraña, detenido en julio y puesto en libertad con cargos en la operación Enredadera contra la corrupción, está «muy tranquilo» sobre su horizonte judicial: «Habrá algunos que sean culpables supongo y otros que seamos inocentes», resumió en declaraciones a Efe.

Se encuentra de vacaciones, fuera de León, pero está al tanto de las últimas noticias relacionadas con el caso y es conocedor de los movimientos habidos, tanto en León como en el municipio de Villaquilambre, para promover mociones de censura por la supuesta relación con empresas de la trama por parte de sus respectivos alcaldes, Antonio Silván y Manuel García, ambos del PP.

En su opinión, «se están llevando al extremo cosas que ahora mismo no están demostradas» y que deberían «llevar su proceso» para «ver si la gente está implicada o no está implicada, el grado de culpabilidad... pero por rumores o habladurías o que alguien aparezca en un sumario, no se debe forzar lo que las urnas han dicho hace unos años».

«¿Que haya unos indicios?, me parece muy bien, pero no se puede hacer una presunción de culpabilidad de todo el mundo, lo que hay que hacer es una presunción de inocencia», añadió Maraña, quien con «absoluta tranquilidad» reitera que no ha cometido «ninguna ilegalidad» y está «encantado» de ir a declarar ante el juez previsiblemente el próximo septiembre para «aclarar todo».

Preguntado por la conversación del alcalde de León con el empresario José Luis Ulibarri, encarcelado de forma preventiva por este caso, en la que le informaba en tiempo real de la marcha de una mesa de contratación pública, Maraña defendió que «es aceptable que un alcalde hable con todos los empresarios que pueda para hacer las gestiones que haga falta mientras no se vulnere la ley».

«Yo entiendo que él (Silván) ha dado las explicaciones oportunas, no lo veo ni bien ni mal, es una conversación que desde mi punto de vista no es delictiva...que pueda ser más o menos reprochable es otra cosa, pero delictiva no», resumió.

Por esta razón, el excandidato de Ciudadanos al Congreso de los Diputados considera que «no se puede prostituir» la gobernabilidad del Ayuntamiento de León «para coger el poder», en referencia a la anunciada moción de censura del PSOE, que apoyaron todos los grupos de la oposición excepto su antigua formación, Ciudadanos.

Maraña aceptó que a Silván se le puedan «reprochar ciertas cosas», pero sostuvo que «será la sociedad o los votantes en su momento los que digan si están de acuerdo con ese tipo de actitudes», pero en su opinión el sumario de Enredadera se centra en «una conversación e imagino que en cuatro años habrá tenido miles de conversaciones». «No sé si de esa índole o de otras, pero se ha sacado de contexto», apostilló.

«No sé si nos estamos dando cuenta de todo el trabajo que tiene un alcalde...no es que le defienda, pero tiene derecho a explicarse y a la presunción de que no ha cometido ningún delito. No veo que eso dé lugar a cambiar el poder, salvo que se demuestre que hay un delito por el medio, el día que se demuestre eso, lo que sea», agregó.