Las rutas de San Roque y la Virgen

Encierros, gastronomía, conciertos, folklore y charangas son la alternativa al intenso calor asfáltico de la ciudad para todos aquellos que deseen pasar un puente de agosto de lo más animado, porque

PATRICIA GONZÁLEZ. VALLADOLID.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Encierros, gastronomía, conciertos, folklore y charangas son la alternativa al intenso calor asfáltico de la ciudad para todos aquellos que deseen pasar un puente de agosto de lo más animado, porque ya han llegado las tan ansiadas fiestas de los pueblos. Medio millar de términos municipales de todas las provincias de la Comunidad venerarán desde hoy y hasta el lunes al protector de los perros y las cosechas, San Roque, y a la Virgen de Nuestra Señora de la Asunción, con celebraciones religiosas y paganas fruto de una larga tradición. Desde ABC proponemos nueve itinerarios distintos para todos aquellos que andan rezagados y aún no han decidido su destino para el puente más festivo del año.

«Chúndara» con DO

En la cuna de la Ribera del Duero a 55 kilómetros de Valladolid se alza la villa de Peñafiel, mundialmente conocida por su Denominación de Origen de sus vinos y por su pasodoble alternativo declarado por la Junta como fiesta de interés turístico cultural, «El Chúndara». Este municipio dio ayer el pistoletazo de salida a sus fiestas en honor de San Roque, en las que el agua, el vino y los toros volverán a ser las protagonistas de estos cinco días de locura.

Muy cerca de Peñafiel, en Tudela de Duero, la animación de calle, las verbenas, los juegos infantiles o los encierros tradicionales centrarán el cartel de las ferias de este municipio ubicado en el corazón del Valle del Duero a 15 kilómetros de la capital vallisoletana. Pero sin lugar a dudas el mayor reclamo será el «VI Descenso de Artefactos Flotantes», que se celebra en la tarde del viernes. En esta ocasión los más intrépidos marineros y piratas saldrán con sus naves desde Los Castrilleros con dirección al Puente a lo largo del caudal del río Duero.

Tierra de casaderas

En Piedralaves, un pequeño pueblecito abulense rodeado de montañas en el Valle de Tiétar, todos los 14 de agosto a medianoche tiene lugar la tradicional «Ronda de Cántaro». Esta singular ronda recoge las canciones que se entonan en todas las fiestas y bodas de la localidad, y está dedicada especialmente a todas las jóvenes casaderas de Piedralaves.

Durante todo el día de hoy, se suceden los actos festivos y religiosos en torno a San Roque y San Roquito, que incluyen misa y procesión, espectáculos taurinos y bailes.

Piedralaves cuenta con un variado y rico folklore en su haber, que abarca desde las jotas serranas y las seguidillas hasta «El Maquilandrón», danza escenificada que evoca la lucha entre David y Goliat. Cuando los mozos y mozas están bailando, aparece el Maquilandrón -Goliat-, un gigante que derrota a los mozos y los deja tendidos en el suelo, a los pies de su pareja. En ese momento, hace aparición un pastorcillo -David-, quien con su honda vence al gigante y revive a los mozos, permitiendo así continuar la danza.

Versos entre montañas

Aposentada en la ladera del monte que preside el cerro del Castillo y frenada por el arroyo Valdesanjuan, se abre camino Dueñas (Palencia). Esta localidad palentina, que en la alta Edad Media estaba encerrada por murallas y presidida por un Castillo fortaleza, acoge desde ayer las fiestas patronales en honor a la Virgen. Sus encierros populares sirven de reclamo para el turismo, pero sin lugar a dudas será las «Justas Poéticas» las que pondrán la mezcla perfecta a tantos días de diversión, donde por un momento la poesía se convierte en eje de todas las miradas y en la protagonista indiscutible del certamen, donde los tres finalistas serán galardonados con el botijo de oro, plata y barro.

Además de Dueñas, la comarca palentina cuenta con otra veintena de localidades estos días se visten de gala como: Torquemada, donde los toros son el plato fuerte, o Villamuriel de Cerrato, donde por la mañana se desarrolla la Santa Misa y la procesión en honor a San Roque y por la tarde el tradicional reparto de pan y quesillo como símbolo de convivencia entre los vecinos

El albero castellano

Los festejos taurinos son otros de los atractivos de las fiestas en la provincia de Segovia, donde la tradición taurina está muy arraigada, como en Hontalbilla, que en 1916 vivió sus primeros encierros y ahora éstos, urbanos o campestres, son la parte más destacada del programa. También por sus calles y por el campo corren los astados en las fiestas de Mozoncillo, otro de los pueblos segovianos inmerso en sus días grandes.

Pero si hay una localidad en la que los festejos taurinos tienen nombre propio ésa es Cantalejo.

Los quintos «chiscando» sus trallas dicen que la ciudad briquera está de fiesta. Mañana, el coso de Cantalejo acogerá las faenas de los diestros Sánchez Vara, Leandro Marcos y Javier Valverde. El viernes, los toros de la afamada ganadería de Victorino Martín pondrán a prueba a Uceda Leal, Domingo López Chaves y Luis Bolívar, mientras que los matadores Enrique Ponce, Sebastián Castela y Morenito de Aranda protagonizarán el festejo del sábado.

También en Coca los festejos taurinos son una parte importante del programa, con novilladas y encierros que permiten ver pasar a los astados bajo la puerta de la muralla que da acceso a la villa. Pero en la ciudad de Cauca los más característicos son sus toros de fuego que en los descansos de las verbenas llenan las calles de la villa con sus chispas.

Zamora piensa en los pequeños

Hoy amanecerá en la localidad zamorana de Villalpando, en la comarca de Tierra de Campos, con un toro del alba, que tiene su reflejo más infantil en la «vaca de prueba» para niños que se realiza después de la Santa Misa en honor al patrón de la localidad. La jornada se completa con una capea tradicional y la verbena, que lleva a los villalpandinos hasta la chocolatada del día siguiente, con un programa muy similar al del 16 de agosto, ampliado por una merienda organizada por las peñas.

Las fiestas se cierran el domingo con el Día de los Niños, quienes se divierten, desde primera hora de la mañana hasta última de la tarde, con un parque infantil y la fiesta de la espuma.

Las danzas de los pinares

Vinuesa, en la zona de Pinares soriana, dedica sus fiestas patronales a la Virgen del Pino. El jueves, los visontinos celebrarán la Pinochada, un simulacro de combate con pinochos o ramas de pinos, entre hombres y mujeres, que se ha erigido como una de las celebraciones de mayor interés turístico en Soria. El Burgo de Osma es otro de los pueblos con fiestas representativas de la provincia. En honor a la Virgen del Espino, los burgenses danzan el baile de la rueda en la plaza Mayor tras la bajada de las peñas desde la plaza de toros.

En la localidad pinariega de Navaleno, que dedican sus fiestas a San Roque, los hombres bailan tres jotas ante la Virgen el día de la Asunción. La romería de la Virgen del Camino en Abejar también es multitudinaria, como la romería del Santo Cristo de la Vega, en Romanillos de Medinaceli, donde el vino, un litro por cada casa, lo da la Hermandad de Labradores.

Como en Mónaco

Al igual que ocurre en el Principado de Mónaco, el municipio leonés de La Bañeza se viste estos días con sus mejores galas para albergar su famosas «Carrera de Motos». Esta prueba cuyo origen se remonta a los años 60 se convierte hoy en el espectáculo más atrayente de toda la provincia leonesas durante estas fiestas. En la actualidad es la única prueba motociclista en circuito urbano que queda en España.

Tradición y gastronomía

La provincia de Burgos respira olor a fiesta por los cuatro costados. En Pradoluengo, los festejos son madrugadores, ya que comienzan a las siete y media de la mañana con la suelta de vaquillas, seguida de diana floreada a cargo de las peñas de la localidad.

También madrugan en Roa de Duero -capital de La Ribera- donde, antes del encierro, degustan sopas de ajo para comenzar la jornada festiva con el estómago lleno. En Monterrubio de la Demanda, San Roque comparte protagonismo en sus fiestas con la Virgen de la Caraba. Destacan en el programa la recuperación de juegos tradicionales como «la Calva» y un particular concurso de disfraces en el que se premian los trajes típicos de la zona.

El alcalde de la localidad, Antonio Alonso, señala que en los últimos años los vecinos se han volcado en este tema y recuperado muchos trajes relativos, sobre todo, a la tradición minera de Monterrubio.

Y en Melgar de Fernamental, la fiesta de San Roque se prolonga hasta el día siguiente cuando los vecinos de esta localidad festejan a San Roquillo.

Procesiones, novilladas y fuegos artificiales marcan la primera jornada que se completa el próximo viernes con una exhibición de recortes, saltos y quiebros con vacas. Ya a las cuatro de la madrugada se celebra la tradicional «vuelta al pueblo» amenizada este año por la Banda Melgar Odra-Pisuerga.

Medio millar de pueblos de toda las provincias de la Comunidad celebran desde hoy sus fiestas patronales en honor a San Roque y a la Virgen de la Asunción. Los espectáculos taurinos y las actividades musicales centran las principales propuestas para la semana más festiva del año

ICAL

Los jóvenes de Peñafiel reciben agua de los balcones en el tradicional «Chúndara»

ICAL

Celebración de la fiesta de «La Loa» en la localidad serrana de La Alberca el año pasado