El responsable de la Confitería Conrado de La Bañeza (León), Sergio González, muestra uno de los tradicionales Roscones de Reyes
El responsable de la Confitería Conrado de La Bañeza (León), Sergio González, muestra uno de los tradicionales Roscones de Reyes - ICAL
Navidad

Los roscones de Reyes de la confitería Conrado de La Bañeza llegan hasta Indonesia

La tienda «on line» recibe pedidos de numerosas ciudades de España y toda Europa

ABC.ES
LeónActualizado:

Los afamados roscones de Reyes de la confitería Conrado de La Bañeza (León) hasta Indonesia. Un español afincado en este país del sudeste asiático es el cliente más lejano de la tienda «on line» que el establecimiento puso en marcha hace tres años y a la que también llegan encargos de toda España.

Aparte de este pedido tan «exótico», compradores de diversos países europeos no se resisten a celebrar la festividad de los Magos de Oriente disfrutando del tradicional dulce y probando suerte con el suculento premio que los responsables de la confitería colocan en su interior y que este año asciende a 8.000 euros.

Las ventas crecen un 20 por ciento

Este reclamo económico hace que las ventas de roscones, que se cifran en miles, aunque los responsables del local evitan concretar las cifras, crezcan cada año en alrededor de un 20 por ciento. También se incrementa el premio cada Navidad, pasando de los 500 euros con los que comenzó la promoción hace nueve años a los 8.000 de este 2017, informa Ical.

Las largas colas son la estampa habitual de Conrado en los días previos a la festividad de Reyes, con compradores locales, provinciales y de cualquier lugar de España. No son pocos los clientes que se desvían de sus rutas para acercarse a La Bañeza o que dedican un viaje ex profeso para adquirir uno o varios roscones y esperar a que la fortuna haga el resto.

Desde siete euros y hasta más de 40 variedades de los dos tamaños se comercializan los roscones. Algunos se fabricaron en ocasiones concretas, bajo demanda, con sabores tan poco habituales como frambuesa ecológica de Tabuyo del Monte. Turrón, trufa, crema o nata son otras de las propuestas de este postre-lotería que en 2016 endulzó el inicio de año a la joven que escuchó en la radio que uno de los roscones tenía 7.000 euros en su interior y no dudó en viajar hasta La Bañeza para probar suerte sin imaginar que ella sería la ganadora.