Urgencias del Hospital Virgen de la Concha de Zamora
Urgencias del Hospital Virgen de la Concha de Zamora - ICAL
Sucesos

Retiran la custodia de sus tres hijos a la pareja de Zamora cuyo bebé fue hospitalizado por ingesta de cocaína

Los padres declaran ante el juez que fue un hecho accidental y están en en libertad con cargos

ZamoraActualizado:

«El bebé no se despierta». Esa es la primera información que facilitaron los progenitores cuando llevaron al pequeño, de poco más de un año de edad, al servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Concha de Zamora. De inmediato, los servicios sanitarios advirtieron de que se trataba de un caso grave, tanto que requirieron el traslado en el helicóptero medicalizado del Sacyl al complejo hospitalario de Salamanca, donde hay una Unidad de Cuidados Intesivos para pacientes de Pediatría. Los hechos ocurrieron el pasado fin de semana y la sorpresa llegó cuando al realizarle la prueba en orina los sanitarios comprobaron que el bebé dio positivo en cocaína y cannabis. Por ello, se le aplicó un tratamiento especial que le mantuvo todo el fin de semana en la UCI del hospital salmantino antes de que el pasado lunes el bebé regresara al centro hospitario zamorano del que partió.

El pequeño, de 17 meses, se recupera tras pasar el fin de semana en la UCI

El asunto fue informado al Juzgado de guardia en Zamora, que el pasado martes tomó declaración a los padres y decidió retirarles la custodia y emitir una orden de alejamiento que les impide estar a menos de cien metros del bebé, de diecisiete meses. El suceso ha obligado a intervenir también a los Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, que acordaron igualmente asumir la tutela de otros dos hermanos del bebé, también menores de edad. El informe de la atención médica prestada al menor que se remitió al Juzgado inidica que el niño presentaba un cuadro de «síndrome confusional estuporoso». Al respecto, en su declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Zamora, que se ha hecho cargo de la investigación, los padres apuntaron a que la ingesta de las drogas podría haber ocurrido de forma accidental. Tras escuchar a los padres y tener en cuenta los informes médicos y la propuesta del Ministerio Fiscal, el juzgado acordó que los padres quedaran en libertad con cargos por posible delito de abandono familiar y con la medida cautelar de alejamiento del niño mientras se esclarecen los hechos.

Sin visitas

La orden establece que los padres no podrán acercarse a menos de cien metros de donde está acogido el bebé. Eso sí, se abre la posibilidad de que en un futuro los progenitores puedan volver a ver al niño en alguna ocasión, pero siempre que se acuerde a requerimiento de los Servicios Sociales tras valorar la conveniencia para el bebé de que sea así. El área de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León en Zamora, además de hacerse cargo de la tutela del niño, analizó la situación familiar y acordó retirar igualmente a los padres la custodia de los otros dos hermanos del bebé, también menores de edad. En este sentido, dada la situación de desprotección, la Comisión de Valoración de Servicios Sociales acordó asumir la tutela de los tres niños y abrir un expediente de protección y acogimiento familiar. De forma temporal, de los tres pequeños de la pareja se harán cargo unos familiares que de hecho ya se habían asumido el cuidado de los niños en alguna ocasión. En cualquier caso, esa custudia se efectúa sin que de momento se puedan realizar visitas de los padres al bebé, según informaron diversas fuentes del caso. Por el momento, no se han facilitado más datos sobre las circunstancias familiares de los padres del bebé ni de cómo se produjo esa ingesta de las drogas por parte del pequeño.