El secretario general de Ugal-Upa, Matías Llorente (C), con los concentrados
El secretario general de Ugal-Upa, Matías Llorente (C), con los concentrados - ICAL

Los remolacheros plantan cara a la bajada de precios de Azucarera

Se concentran frente a las fábricas de Toro, Miranda y La Bañeza para que dejen sin efecto su anuncio

ABC
León / ZamoraActualizado:

Más de 200 cultivadores de remolacha se concentraron ayer ante las fábricas de AB Azucarera Iberia en Toro (Zamora), La Bañeza (León) y Miranda de Ebro (Burgos) conovocados por las organizaciones agrarias para protestar por el anuncio de la multinacional británica de bajar el precio de la raíz para la próxima campaña. «Denunciamos la ruptura unilateral del Acuerdo Marco Interprofesional del sector con el que nos quieren rebajar el precio de la tonelada en más de seis euros», recalcó el secretario regional de UPA, Aurelio González, quien consideró que estas «pretensiones» son «una intención descarada de Azucarera de acabar con el cultivo y cargar sus malos resultados como fábrica sobre los agricultores y las asociaciones agrarias para que tengamos la responsabilidad de que se pierda el cultivo», añadió.

En este contexto, aseguró que los cultivadores estarán «frente a la Azucarera hasta que salga el responsable diciendo que anulan la propuesta» y después, «que negocien lo que quieran y ya veremos si se acepta o no pero hay que cumplir lo pactado», rubricó.

Horas antes, más de un centenar de remolacheros impidieron desde las nueve de la mañana la entrada de camiones con raíz a la molturadora de Miranda de Ebro (Burgos). El coordinador autonómico de la UCCL, Jesús Manuel González Palacín, que acudió a la protesta, cargó contra la multinacional, y justificó una movilización que llegó hasta las instalaciones de oficinas de la industria. La concentración de agricultores permitió la lectura de un manifiesto conjunto con el que las organizaciones convocantes exigieron a la multinacional que «cumpla el acuerdo interprofesional suscrito hasta 2020, mantenga este cultivo en España y evite su desmantelamiento».

Las organizaciones que se manifestaron en Miranda de Ebro advirtieron de que abandonar este cultivo los productores, las consecuencias «acarrearán pérdida de puestos de trabajo directos e indirectos y disminución de actividad económica en el medio rural en los municipios donde se produce». Asimismo, constataron que se producirá un «incremento de otros cultivos, en las mismas superficies donde se cultivaba remolacha hasta la fecha y desajustes en los mercados.

Los remolacheros defendieron que no se producen ninguna de las circunstancias excepcionales que Azucarera aduce para rebajar precios y aseguraron que el precio del azúcar del mercado internacional al que el final de cuotas les vincula «ha estado a este nivel en doce de los últimos treinta años».

Mientras, frente a la fábrica de La Bañeza, el secretario general de Ugal-Upa, Matías Llorente, señaló que «está en juego la industria azucarera de todo el país», ya que British Sugar «ha venido a España a hacerse con un mercado del azúcar a pesar de que los agricultores puedan seguir cultivando».