La Reina Sofía, en la Cueva del Mirador
La Reina Sofía, en la Cueva del Mirador - otos: R. ORDÓÑEZ
Sociedad

La Reina Sofía, una arqueóloga más en Atapuerca

«¡Ojalá los políticos tuvieran el mismo interés por la ciencia que Doña Sofía!», señala el codirector del yacimiento, Eudald Carbonell

BurgosActualizado:

La Reina Doña Sofía cumplió ayer su compromiso con Atapuerca, donde presidió por tercer año el Patronato de la Fundación y visitó los yacimientos en los que se siente como una «colega» más entre el equipo de investigación. Así lo destacó uno de los codirectores, Eudald Carbonell, quien valoró que, si hubiera más personas y políticos interesados por la ciencia como ella, el conocimiento en este país hubiera avanzado más.

Los tres codirectores de Atapuerca, Eudald Carbonell, José María Bermúdez de Castro y Juan Luis Arsuaga, coinciden en que es un «placer» recibir a su Majestad, a quien consideran una «colega» por su formación e interés en la arqueología y la historia que, entre otras cosas, ha demostrado con su apoyo constante a los yacimientos de la sierra burgalesa, declarados Patrimonio de la Humanidad.

Carbonell destacó que resulta «muy interesante» que un gobernante como Doña Sofía tenga interés por cuestiones culturales y científicas y, en su opinión, «ojalá en el país hubiera tanta gente en partidos políticos y administraciones con este interés que tiene la reina». En este sentido, el codirector de los yacimientos dejó claro que ese interés no lo demuestra sólo con sus visitas y ejerciendo como presidenta de honor de la Fundación Atapuerca sino que tienen constancia de que, fuera de nuestro país, actúa realmente como una auténtica embajadora. Carbonell detalló que cuando la reina doña Sofía viaja fuera de España «habla con mucho cariño de este proyecto» y eso supone «hablar muy bien de la tradición que se está generando en España sobre evolución humana». Para todo el equipo de investigación, este hecho es de agradecer, porque consideran que «si hubiera muchísima gente que pensara de esta manera, la ciencia y el conocimiento hubiera avanzado más en este país».

Precisamente el desarrollo de iniciativas de fomento de la investigación, la difusión y la didáctica de la evolución humana es una de las líneas de trabajo de la Fundación Atapuerca, cuya reunión del patronato presidió ayer Doña Sofía. En el apoyo a la investigación, la Fundación aprobó cinco ayudas predoctorales y tres postdoctorales con lo que, desde el año 2000, más de 60 miembros del equipo de investigación han recibido apoyo económico para estudiar y profundizar en la información obtenida en los yacimientos.

Un trabajo de campo que estos días está en pleno apogeo, con hasta 280 personas trabajando en los distintos yacimientos hasta finales de julio. Una labor de investigación que no interrumpe la tarea de divulgación de los yacimientos y la gestión de las visitas que, por encargo de la Junta de Casilla y León, gestiona directamente la Fundación Atapuerca hasta 2020. Unas visitas que se van completando con nuevas ofertas como la incorporación este año de las rutas «Atapuerca natural» y «Atapuerca espeleo».

Proyección internacional

Además, en la reunión del patronato se aprobaron las cuentas de 2016, se informó de los nuevos convenios de colaboración y de la proyección internacional que se está consiguiendo en Estados Unidos a través de nuevas colaboraciones con la Universidad de Pensilvaia y la incorporación a la Fundación AHCES.

La visita a Atapuerca es ya una cita habitual en la agenda de la reina doña Sofía y el Equipo de Investigación prepara ya la próxima. Ayer visitó la cueva del Mirador, tal y como había solicitado el pasado año, y para el futuro queda conocer los detalles de la cueva del Fantasma que esperan que ofrezca en el futuro grandes sorpresas y hallazgos. Para llegar, tuvo que bajar algunas de las cavidades que forman el yacimiento y permanecer agachada debido a las escasas dimensiones.

Desde el nivel Neolítico

En el yacimiento «Cueva del Mirador», en el que no se descarta que Doña Sofía excave en la zona habilitada para ello, se trabaja desde el nivel del Neolítico hacia atrás en el tiempo, lo que permite avanzar en el proyecto investigador sobre antropología física y ADN y, a su vez, en los análisis sobre los movimientos migratorios tras los cromañones.

La Reina Sofía, minutos antes de presidir el Patronato
La Reina Sofía, minutos antes de presidir el Patronato