por encima de la media nacional del 25,8%

La región cuenta 62 deudores concursados en el tercer trimestre del año

El número de empresas concursadas alcanza las 49, el 16,66% más que en el mismo trimestre de 2010 cuando se registraron 42

abc
Actualizado:

Castilla y León contabilizó 62 deudores concursados durante el tercer trimestre de 2011, lo que supone un incremento del 31,91 por ciento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, cuando se registraron 47. Este aumento se sitúa además por encima del anotado por la media nacional, que fue del 25,8 por ciento, con un total de 1.489 deudores, según la estadística de procedimiento concursal publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística que recoge Ical.

La región fue la séptima comunidad española con mayor número de deudores concursados por detrás de Cataluña, con 336; Comunidad Valenciana, con 227; Andalucía, con 219; Madrid, con 168; Galicia, con 84, y País Vasco, con 79.

Del total de los 62 deudores, 59 fueron por concurso voluntario y tres necesario. Además, en ningún caso existía una propuesta anticipada y la mayoría, 55, fue por procedimiento abreviado, mientras que siete, por ordinario.

Por provincias, en Soria el número de deudores concursados experimentó la mayor subida al pasar de uno en el tercer trimestre de 2010 a diez en el mismo período de este año. También creció en Palencia, donde pasó de cero a cuatro; en Burgos, de diez a 13; Segovia, de tres a seis, y en Zamora, de tres a cinco.

Por el contrario, la mayor bajada se produjo en Salamanca, donde cayó de los siete de 2010 a tres este año, y en León, de 12 a diez. Los datos se mantuvieron igual en Ávila, con uno y en Valladolid, con diez.

Empresas

En concreto, de los 62 deudores concursados, 13 eran personas físicas sin actividad empresarial y 49 empresas, lo que supone un incremento del 16,66 por ciento respecto al mismo trimestre de 2010 cuando se registraron 42. La mayoría, un total de 17, se dedicaba a la construcción; seguida del comercio al por menor, con siete empresas; la industria de bienes de consumo y bienes intermedios, con cinco cada una; el transporte y la alimentación, con cuatro, y la industria de bienes de capital, apicultura y pesca y hostelería, con una cada sector de actividad.

Por provincias, Valladolid, Burgos y León concentraron el 71,42 por ciento del total de los concursos registrados en Castilla y León en el tercer trimestre. La cifra se mantuvo igual que en el tercer trimestre de 2010 en Burgos, mientras que cayó en dos en León y se elevó en una en Valladolid.

Palencia anotó, por su parte, el mayor incremento al pasar de cero a cuatro empresas concursadas; seguida de Soria, de una a tres; Segovia, de tres a cinco, y Ávila, de cero a una. Por el contrario, bajó en Salamanca, con tres empresas concursadas, una menos que hace un año, mientras que el dato se mantuvo igual en Zamora, con tres.

Empleados

Por otra parte, del total de empresas concursadas, 12 de ellas contaban con entre tres y cinco asalariados; ocho, entre seis y nueve; siete, entre uno y dos; seis, entre diez y 19; y otras tantas, entre 20 y 49. Además, otras cuatro superaban los 100 trabajadores; tres tenían entre 50 y 99 trabajadores, y dos, ninguno.

Asimismo, 32 de ellas registraron un volumen de negocio de menos de dos millones de euros, mientras que siete superaban los diez millones. Otras seis tenían un volumen de negocio de entre dos y cinco millones, y tres más, entre cinco y diez.