El exjugador del Real Valladolid, en el momento de su detención
El exjugador del Real Valladolid, en el momento de su detención - ABC

El Real Valladolid aprueba un protocolo para evitar que sus jugadores puedan apostar en los partidos

El club abre un expediente disciplinario a Borja Fernández por su vinculación con el amaño de encuentros

ABC
VALLADOLIDActualizado:

El Real Valladolid ha abierto un expediente disciplinario al jugador Borja Fernández para sustanciar su presunta responsabilidad dentro de la operación policial 'oikos' sobre presuntos amaños de partidos vinculados a las apuestas deportivas.

Esa decisión, adoptada este viernes por el consejo de administración, se produce trece días después del homenaje de despedida y despedida de Borja Fernández del club, al final del último partido de liga frente al Valencia en el estadio José Zorrilla (0-2), y tres desde la detención del jugador, el pasado 28 de mayo, informa Efe.

Borja Fernández se encuentra en libertad desde el 30 de mayo, con cargos y bajo una fianza de 50.000 euros, por su presunta participación en hechos relacionados con amaños de partidos, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales, por lo cual el club ha optado por abrirle expediente a la espera de que todo se resuelva.

El Real Valladolid, por otra parte, ha aprobado un protocolo contra el fraude deportivo para cumplir con el Programa de Compliance Penal aprobado en una anterior reunión y que obliga a la presentación, por parte de todos los jugadores del club, de la solicitud de autoexclusión en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego.

Esta inscripción impide el acceso del inscrito a aquellos juegos de los que se haya determinado la necesidad de realizar la identificación previa del jugador.

Por último, se ha procedido a la apertura de una nueva entrada en el Libro de Denuncias del club, debido a la gravedad penal de los hechos descritos por los medios de comunicación y el evidente perjuicio que supone para la imagen y la buena reputación del mismo, así como el inicio, de oficio, de una investigación.

El Real Valladolid insiste en su vocación de colaborar con la justicia, tomar las medidas necesarias para conocer el detalle de los hechos, depurar responsabilidades adoptando las medidas disciplinarias que correspondan, y reforzar las medidas y controles actuales que permitan erradicar cualquier tipo de reincidencia.