El PSOE se rebela y tumba la candidatura de Camacho en la provincia de Zamora
El secretario provincial de los socialistas —a la derecha— fue propuesto como número uno para el Senado - felmar

El PSOE se rebela y tumba la candidatura de Camacho en la provincia de Zamora

Elige a Jesús Cuadrado en detrimento del ministro de Interior, impuesto por Ferraz

zamora Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El PSOE de Zamora no se ha dejado amilanar por el aparato del partido. Ni por su líder nacional, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni por el regional, Óscar. Tras mostrar su malestar por la imposición de Ferraz de que el candidato por Zamora a las Cortes debía ser el actual ministro del Interior, Antonio Camacho, los socialistas de la provincia se rebelaron y eligieron al diputado zamorano Jesús Cuadrado para que repita cargo en el Congreso. Fue a última hora de ayer cuando las agrupaciones locales de Zamora capital, Benavente y Toro se pronunciaron con claridad contra la decisión tomada desde Madrid.

Tras votar entre diez nombres posibles, a final Cuadrado recibió 83 votos, muy lejos de los 47 registrados por el candidato oficial. A falta de lo que digan el resto de agrupaciones —menores en tamaño— estos resultados serán los que estudie en unos días la Ejecutiva Provincial, que comunicará su propuesta a la Federal antes del 3 de octubre. En Madrid se tomará siempre la decisión final con el temor ya en el PSOE de Zamora de que sitúe finalmente a Camacho como número uno. Y es que el buen hacer de Cuadrado a lo largo de once años ha dejado huella. Además, es zamorano, mientras que Camacho no tiene ningún tipo de relación con la provincia. Poco o nada han gustado en el PSOE de Zamora las formas de lanzar al «paracaidista». Algunos dirigentes y militantes se enteraban de la decisión el martes a través de los medios de comunicación. Otros lo sabían desde el viernes, pero no daban crédito a los rumores que se hicieron noticia la noche antes de la celebración ayer de las asambleas de Zamora, Toro y Benavente.

Hernández, al Senado

Con sorpresa y cierto grado de incertidumbre, transcurrió un miércoles caldeado en Zamora. En el ambiente se respiraba el olor al nuevo destape de las disputas internas que en los últimos años han sacudido al PSOE provincial. Algunas voces críticas del partido apuntan al líder regional, Óscar López como ideólogo de esta «novedosa» candidatura. Ven una maniobra del secretario regional para eliminar poco a poco a los dirigentes que menos le agradan: primero decapitó al aún secretario provincial, Carlos Hernández, en favor de Ana Sánchez como número uno a las Cortes, y ahora «mete mano» en la lista al Congreso. De momento, sobre la del Senado no ha dicho nada y ayer las diferentes asambleas propusieron a Hernández como número 1, seguido de lejos por José Fernández Blanco, alcalde de Puebla de Sanabria.

Otra vez aparece en escena la familia «demetrista», que parece tener mucho peso en Ferraz. Ayer por la mañana, el propio Demetrio Madrid aseguraba no tener conocimiento de la propuesta y preguntaba sobre su certeza. «Los mecanismos internos democráticos del partido deben funcionar», reclamó Madrid, para quien, si Camacho logra el respaldo de las agrupaciones y la Ejecutiva, será bienvenido, pero «otra cosa es cómo llega a presentarse: si viene caído del cielo o es presentado y tiene el apoyo de las bases».

El ex presidente de la Junta criticó la «filtración» del nombre antes de pasar por las asambleas, mostró su «deseo más que convencimiento» de que esto no afecte al ya de por sí tocado seno del partido y recordó que «es la primera vez» que un paracaidista encabeza la lista por Zamora.

Hasta el presidente del Congreso, José Bono, sin que nadie le preguntara abogó por que Cuadrado, único parlamentario socialista por esta circunscripción, encabece de nuevo la candidatura zamorana.