Manuel Fuentes durante la presentación de su candidatura al Ayuntamiento de Zamora
Manuel Fuentes durante la presentación de su candidatura al Ayuntamiento de Zamora - Mariam A.Montesinos

«En el PSOE me hicieron la vida imposible en algunos momentos»

«Siempre me ha gustado el trabajo político cuando tengo libertad de movimientos y de escoger con quién trabajo»

ZAMORAActualizado:

Manuel Fuentes fue durante dos mandatos procurador regional socialista y posteriormente candidato a la Alcaldía y portavoz municipal del PSOE hasta que en 2015 abandonó abruptamente el partido. Ahora regresa a la política para ser el próximo año candidato a la Alcaldía, pero con Ahora Decide, un partido surgido de un cisma del PSOE en el que también se ha integrado el partido local Adeiza.

—¿Le ha costado mucho dar el paso de volver a la política?

—Siempre me ha gustado el trabajo político cuando tengo libertad de movimientos y de escoger con quién trabajo. Además, me lo dijeron en el momento idóneo.

—Mencione un gran proyecto y una prioridad que tendrá si accede a la Alcaldía.

—Creo que en Zamora, más que prometer un gran proyecto, hay que mantener lo que tenemos, cuidar la ciudad e ir mejorándola poco a poco. Por ejemplo, mejorar Valorio para que no parezca un erial en verano y esté más limpio y cuidado; hacer educación ciudadana y no tanto peralte para que la gente no vaya rápido al conducir por la ciudad; o recuperar plazas públicas, con acceso gratuito a wifi, bancos para sentarse, zonas de sombra y actividades culturales durante todo el año.

—¿Zamora necesita una fuerza localista como la suya para que le hagan caso en el ámbito regional y nacional?

—Eso dependerá de quién gobierne las diferentes administraciones y de que lo que se pida sea razonable. Los zamoranos pagamos impuestos como los demás y debemos tener los mismos derechos. No es normal que en Valladolid haya 15 centros cívicos y en Zamora ninguno o que todas las capitales tengan un palacio de congresos y Zamora no, o que después de diez años no se haya hecho el Conservatorio de Música. Es necesario que Zamora tenga una fuerza política que su objetivo prioritario sea pelear por Zamora sin ningún tipo de intereses partidistas.

—¿Qué ventajas tiene presentarse por Ahora Decide en vez de por el PSOE?

—En Ahora Decide hay buena gente y me dejan trabajar con cierta libertad.

—¿Habla de buena gente, no lo era la del PSOE? ¿Sigue molesto con algún líder provincial o regional socialista?

—Le tengo que agradecer al PSOE que me dejara desarrollar mi faceta política durante ocho o nueve años con total libertad. Le reprocho que cuando se estaba haciendo un buen trabajo tuviera yo personalmente muchísimas zancadillas y en algunos momentos me hicieron la vida imposible. A alguna gente, en lugar de animarla, intentan empujarla para que se marche. Cada uno sabrá lo que ha hecho. Cuando me quitaron la confianza, lo que yo hice fue marcharme junto a un grupo importantísimo de compañeros del Ayuntamiento y del partido, entre ellos algunos de los fundadores del PSOE.

—Si su formación fuera llave para conformar el próximo gobierno municipal de Zamora ¿Le daría la Alcaldía a IU, al PSOE, a Podemos o al PP?

—A la gente que consideremos en ese momento razonable. Espero tener la posibilidad de pactar y lo haré con la gente que sea más más competente y que haya peleado toda la vida por Zamora, no por sus intereses propios.

—¿Qué consecuencias puede tener la división del voto de izquierdas, entre IU, PSOE, Podemos y Ahora Decide?

—Creo que no va a perjudicar, sino que incluso beneficia a la democracia. Ahora la gente pide diversidad y que se pacte. Eso es bueno para todos porque hace que no haya una mayoría absoluta que luego no haga lo que dijo que iba a hacer y vaya con prepotencia.

—¿No le da pena que algunos votos que logre se los quite al PSOE?

—Esa etapa del PSOE ha sido una vivencia muy importante, pero yo lo que quiero ahora es que el PSOE siga su camino. Lo que haga no me preocupa demasiado.

—¿Qué puntuación daría al actual alcalde de Zamora, Francisco Guarido (IU) y su equipo de Gobierno?

—Yo creo que Zamora tiene un alcalde que es buena gente y honorable, una persona honesta y trabajadora que conoce muy bien el Ayuntamiento. Estoy contento con él pero creo también que están dejando en el tintero promesas claras que no van a realizar. Puedo señalar 20 o 25 cosas que decían que iban a hacer y tendrán que explicar por qué no las han hecho.