El obispo de Ávila, Jesús García Burillo, cierra la Puerta Santa y clausura el I Año Jubilar Teresiano
El obispo de Ávila, Jesús García Burillo, cierra la Puerta Santa y clausura el I Año Jubilar Teresiano - M. M.
Religión

El próximo Año Jubilar Teresiano se celebrará en 2023

El obispo de Ávila anima a seguir el modelo de Teresa tras clausurar la Puerta Santa

ÁvilaActualizado:

Fue un acto con toda la solemnidad que se merece. Al fin y al cabo suponía el cierre del primer Año Jubilar Teresiano celebrado en Ávila, concedido por el Vaticano y que se repetirá de forma periódica siempre que la fiesta del 15 de octubre sea en domingo. El próximo será en el año 2023.

A la espera de que llegue ese momento, autoridades y abulenses se reunieron en las inmediaciones de la iglesia de La Santa, donde destacaban los voluntarios del Año Jubilar, para asistir al cierre de la Puerta Santa, la puerta que durante los últimos doce meses ha servido para dar paso al Jubileo.

El obispo de Ávila, Jesús García Burillo, fue encargado de coger la llave y proceder al cierre de la puerta. Antes, el prior del convento de La Santa, David Jiménez, destacó que se trataba de un «acontecimiento histórico», que comenzó con la apertura de la Puerta Santa y que ahora deja atrás "lo vivido este año" en una convocatoria que llegó a través de Santa Teresa y que ha servido para la llegada de peregrinos venidos de España y el extranjero.

El obispo recordó que tras la clausura la vida sigue y hay que seguir caminando con el aliento que «llega del Señor». Tras sus palabras llegó el momento del cierre de la Puerta y la entrada al interior de la iglesia donde fueron recibidos por la imagen de Santa Teresa, que este domingo saldrá en procesión por las calles de Ávila. Allí, antes de las vísperas, las autoridades civiles y eclesiásticas procedieron a firmar en el libro de honor del convento situado en la Capilla del Nacimiento, denominada así por se el lugar donde nació Santa Teresa.

A pesar de que el día había sido desapacible, fueron muchos los abulenses que quisieron acompañar este momento tan simbólico. También fueron muchos los representantes políticos e institucionales que estuvieron presentes en un acto que comenzó en la propia plaza de La Santa, con militares y policías a un lado, mientras que en el otro se situaban los representantes de la corporación municipal, con el alcalde de Ávila, José Luis Rivas, además de, entre otros, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García; la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac; la delegada del Gobierno de Castilla y León, Virginia Barcones; el presidente de la Diputación, Jesús Manuel Sánchez Cabrera; el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, acompañados por otros representantes políticos y sociales, entre el obispo de Plasencia, José Luis Retana.