Imagen de archivo
Imagen de archivo

El preso con más edad de España (94 años) suplica el traslado a otra institución

Un juez de El Burgo de Osma (Soria) decidirá en unos días si el acusado de matar un anciano a bastonazos puede ser trasladado ante sus problemas para adptarse a la cárcel

SORIAActualizado:

El preso más anciano de España tiene 94 años, demencia senil y presuntamente mató a bastonazos a su compañero de habitación en una residencia. Un juzgago de El Burgo de Osma determinará, en los próximos días, el destino del recluso más longevo del sistema penitenciario español que actualmente está en prisión preventiva desde enero de este año en la cárcel de Soria.

Este juzgado primero y posteriormente la Audiencia Provincial denegaron la puesta en libertad del preso hace un mes, según el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, tras la presentación de un recurso por parte de su abogado.

Su defensa busca actualmente otras fórmulas como el ingreso del anciano, que todavía no ha sido juzgado, a uno de los dos centros psiquiátricos adscrito a Instituciones Penitenciarias que hay en España u otras medidas para garantizar que pueda cumplir la pena que se le imponga en un centro que se adapte mejor a sus condiciones físicas y psíquicas, ya que la cárcel convencional no reúne las condiciones para atender a personas con esta edad.

Este anciano es el interno de mayor edad que se recuerda en la cárcel de Soria y ha tenido complicada su atención, ya que la prisión no está adaptada sociosanitariamente para prestarle la atención que requiere. Por este motivo, Instituciones Penitenciarias le compró una cama especial, para evitar que padeciera úlceras, que se dispuso en el modulo de enfermería del centro penitenciario y allí se le instaló. Normalmente, en estos casos, las cárceles suelen destinar a un preso de confianza para que acompañe a este tipo de internos especiales. En los módulos de enfermería hay celdas hospitalarias especiales para los enfermos, aisladas del resto de internos.

Desde Instituciones Penitenciarias señalaron que es el juez quién debe determinar el destino del anciano, ya que es un preso preventivo en prisión provisional , y reconocieron que, junto a una ONG, trataron de trasladar al anciano a otro lugar, una cuestión que el juez no admitió ni estimó oportuno debido a los graves hechos que se presume cometió, según fuentes de Ical.

La ley española establece que no hay ningún impedimento para entrar en prisión a partir de los 70 años de edad, sino que en el caso de superar dicho límite se puede acceder a la libertad condicional de una manera más fácil, siempre que se cumplan los requisitos establecidos en el Código Penal. En España existe una creencia popularizada muy extendida que dice que a partir de cierta edad no se puede entrar en la cárcel. La respuesta de la justicia ante esto es un no rotundo, ya que si llegase a existir una edad máxima, eso llevaría a la impunidad de los delitos realizados por la persona.

Estadísticas

Las últimas estadísticas de Instituciones Penitenciaria de mayo de este año, establecen que en España hay 8.960 personas en prisión preventiva, de las que 289 son mayores de 60 años. En cuanto a los penados, de los 42.042 internos cumpliendo condena en cárceles españoles, 1.994 son mayores de 60 años. Es decir, el 4,7 por ciento de la población reclusa en todo el país supera el límite de los 60 años.