Antonio Medina, presidente de Asaja Zamora, en una foto de archivo
Antonio Medina, presidente de Asaja Zamora, en una foto de archivo - ICAL

El presidente de Asaja Zamora envía un Whatsapp racista y luego pide disculpas

Antonio Medina aseguraba en una nota de voz que no quiere «a ningún negro en mi país»

ZamoraActualizado:

El presidente de Asaja Zamora, Antonio Medina, envió a través de la red de mensajería instantánea Whatsapp un audio para el que pedía difusión y en el que se declaraba racista y aseguraba que no quería ningún negro en su país, y luego ha pedido disculpas por ello.

Medina ha declarado a la Agencia Efe que se arrepiente del mensaje de voz que ha difundido, de que ha asegurado: «me he pasado», tras lo que ha insistido en que no pensaba lo que decía, ya que en el audio de minuto y medio se debió a «un calentón» del momento porque habían atracado y agredido a su hijo en Ibiza de madrugada.

Ha explicado que cuando realizó ese comentario no pensó tampoco que podía perjudicar a la asociación agraria Asaja al ser su máximo responsable en Zamora. Del mismo modo, ha señalado que el comentario no tiene connotaciones políticas y ha indicado que no es afiliado al PP pese a que en el pasado fue concejal por ese partido del Ayuntamiento de Toro.

El presidente de Asaja Zamora ha admitido que nunca pensó que el audio iba a tener la repercusión y la difusión que ha tenido y ha dicho que no se considera racista, pese a que en audio asegurara: «voy a ser el primer racista, no quiero a ningún negro en mi país porque lo único que están trayendo es chusma».

Antonio Medina, que en el mensaje de whatsapp para el que pidió difusión señaló que no quería a ningún negro en España «ni buenos ni malos», ha negado tener realmente ese pensamiento. Ha recordado que es socio de Médicos Sin Fronteras y tuvo acogido en su propia casa unos días a un hombre de raza negra al que ayudó a buscar trabajo.

Además, ha admitido que la inmigración es necesaria y especialmente para el campo, donde buena parte de la mano de obra es inmigrante, aunque «tiene que haber un control y un respeto». En el audio de minuto y medio que Medina envió a sus contactos de Whatsapp criticó que cuando su hijo acudió a la policía para denunciar el robo no le hicieron caso y le remitieron a la Guardia Civil.

Ese hecho le llevó a asegurar en la grabación con palabras malsonantes que las personas negras tenían preferencia sobre los españoles y que su hijo se sentía desprotegido.