Fernando Rey e Isabel Celaá se saludan al comienzo de la Conferencia Sectorial de Educación
Fernando Rey e Isabel Celaá se saludan al comienzo de la Conferencia Sectorial de Educación - ICAL

Rey planta a la ministra Celaá tras una reunión «chapucera»

El consejero de educación acudió con dudas y afirmó que «existía una falta de diálogo previo preocupante»

VALLADOLIDActualizado:

El consejero de Educación, Fernando Rey, junto con otros cuatro representantes autonómicos del Partido Popular, abandonaron ayer la Conferencia Sectorial del área celebrada en Madrid antes de que finalizase, dejando plantada así a la nueva ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá. Rey, quien asistió a la reunión ya con dudas y calificándola de «chapucera» por haberse convocado con «graves fallos» desde el punto de vista formal, lo que revelaba «una falta de diálogo previo preocupante», explicó que esta decisión de dejar antes de tiempo la reunión vino determinada por un punto «clave». Se trata de un decreto ley que revierte algunos recortes a los que «no nos oponemos», pero que requieren de «ingresos adicionales por parte del ministerio que no están disponibles».

Según el consejero, esta medida iba a provocar «más desigualdades entre profesores de unas comunidades y otras» y entienden que «no se ha hecho correctamente». En concreto, revertir el sistema de sustituciones, el número de alumnos por profesor y el número máximo de horas de los docentes tanto en primaria, secundaria y el resto de materias supondrían a la Comunidad un coste aproximado de 60 millones de euros anuales. Pero, a pesar de estar conforme, Rey recordó que estas medidas «de cierto calado» necesitan el acuerdo de financiación «que el Gobierno se ha negado a considerar» y reclamó ingresos adicionales. «El «invito yo» del Ministerio y «pagas tú», de las comunidades autónomas no nos parece correcto, y es un método del que el Gobierno está muy tentado», afirmó Rey, que añadió que pueden querer «cambiar normas» y echar «más carga a las autonomías sin darnos un solo euro, y eso no es de recibo».

«En campaña electoral»

En este sentido, el titular de Educación remarcó que la sensación que mantenían tanto él como los otros cuatro representantes autonómicos es que «estamos en campaña electoral y no en una legislatura» refiriéndose a las declaraciones de un portavoz de la administración central en Andalucía afirmando que con esta medida iban a contratar a 3.000 profesores. Asimismo, recalcó que esta situación «nos coloca en un escenario de vuelta atrás», ya que tras más de dos años «hablando del pacto» con una comisión en el Congreso y otra en el Senado, de repente la ministra «propone temas nuevos», con lo que estamos en el «turnismo político» del «aquí llego yo al Ministerio y se va a hacer lo que yo diga sin hablar, entre otros, con las autonomías». Por último, afirmó que es «impensable» llevar a cabo una política educativa «sin negociar» con las comunidades «y otros sectores», concluyó.