El pintor que murió electrificado trabajaba para una subcontrata

P. G. ROBLEDOÁVILA. El secretario de Comisiones Obreras de Ávila, Ricardo del Val, destacó ayer que el pintor de 21 años y nacionalidad portuguesa fallecido el miércoles en accidente laboral en

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

P. G. ROBLEDO

ÁVILA. El secretario de Comisiones Obreras de Ávila, Ricardo del Val, destacó ayer que el pintor de 21 años y nacionalidad portuguesa fallecido el miércoles en accidente laboral en Piedralaves (Ávila) pertenecía a una subcontrata domiciliada en Alcorcón (Madrid) que trabajaba para la promotora abulense Ecogredos, que se encargaba de la rehabilitación de un edificio situado en el número 78 de la avenida de Castilla y León de la citada localidad abulense.

Del Val explicó que, según las primeras informaciones, el accidente se produjo cuando el joven pintor recibió una descarga de una línea eléctrica de 380 voltios situada en la pared del edificio que, al parecer, «o bien estaba descubierta o bien por algún tipo de actuación de los propios trabajadores quedó al descubierto». En ese momento, el joven se encontraba trabajando en un andamio situado a tres metros de altura, y tras recibir la descarga, quedó tendido en el mismo, describió el secretario de CC.OO.

Ricardo del Val reiteró que los tres factores que se repiten en los accidentes laborales son la falta de formación en prevención de riesgos laborales, la subcontratación y la precariedad laboral. En el caso de trabajadores inmigrantes, señaló el sindicalista, las condiciones laborales suelen ser más precarias, al ser contratos de «horas, días o semanas» y cuentan con menos formación.