Pérez-Reverte conversa con los Duques de Soria antes de su conferencia. ICAL

Pérez-Reverte culpa al sistema educativo de la falta de memoria de los jóvenes

La Infanta Margarita de Borbón defendió la «cultura» frente a una «tendencia dominante que equipara cultura a ocio y espectáculo»

ABC. SORIA
Actualizado:

El escritor y académico Arturo Pérez-Reverte atribuyó ayer al sistema educativo la responsabilidad de que exista una generación de «jóvenes analfabetos en cuanto a memoria» y explicó que sin memoria «no se puede entender el mundo en el que vivimos». Pérez-Reverte pronunció la lección inaugural del nuevo curso académico de la Fundación Duques de Soria, un acto que presidieron la Infanta Margarita de Borbón y su esposo Carlos Zurita, informa Efe.

El académico centró su lección en la figura del capitán Alatriste, uno de los personajes de sus novelas, «como una mirada crítica pero respetuosa de España». En la rueda de prensa que ofreció a los periodistas, el académico señaló que Alatriste, más que un personaje literario es «una forma de mirar lo que es España», motivo que le llevó a elegirlo para la conferencia inaugural.

Su principal objetivo según dijo, «es ofrecer una mirada sobre España a través de un personaje del siglo XXI», ya que explicó que con la mirada de Alatriste «intento enlazar la época en que vivimos con el mundo del que procedemos». Pérez-Reverte fue crítico con los planes educativos, las reformas, los gobernantes o la televisión, agentes a los que atribuyó la culpa de que «España se haya desmantelado culturalmente y de memoria en los últimos años». Insistió en que las generaciones jóvenes «crecen sin memoria y con pocas referencias», un problema a su juicio grave «ya que la historia nos permite conocer lo que somos ahora».

En relación con los planes de estudio reiteró, como ya hiciera en una ocasión, que «si hubiese un juicio de Nuremberg cultural, habría que ahorcar a ministros como Maragall y Solana», a quienes culpó de crear «una fabulosa generación de técnicos y de informáticos pero analfabetos de memoria".

La duquesa de Soria, la Infanta Margarita de Borbón, coincidió con el académico en su defensa de la cultura frente, dijo, «a una tendencia dominante que equipara cultura a ocio y espectáculo». En su discurso, defendió y reivindicó «con firmeza» la importancia «vital» de la cultura e insistió en que sólo su desarrollo y su extensión a toda la humanidad «puede dotarnos de los instrumentos y de la formación necesarios para poder discernir y buscar las verdades auténticas».