El sacerdote José Manuel Ramos Gordón, acusado de abuso de menores
El sacerdote José Manuel Ramos Gordón, acusado de abuso de menores - ABC
Sociedad

El párroco desterrado por abusos a menores recurre su sentencia

Reside en la Casa Sacerdotal de Astorga a la espera de que se resuelva su petición

ABC
LeónActualizado:

El sacerdote José Manuel Ramos Gordón, de 65 años, ha recurrido la sentencia de 10 años de suspensión de su ministerio y desterrado en un convento o un monasterio que le impuso la Congregación de la Doctrina de la Fe al considerar probados los abusos sexuales denunciados por un exalumno del Colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria (Zamora). Según adelantó Diario de León, un asesor del sacerdote habría presentado un recurso en su nombre, algo que confirmaron a Efe fuentes eclesiásticas.

El cura, que antes había sido hallado culpable en otro caso de abusos en el seminario de La Bañeza (León), reside actualmente en la casa sacerdotal de Astorga a la espera de la resolución de su recurso.

Los hechos en Puebla de Sanabria fueron cometidos entre 1981 y 1984 y se desvelaron después de que un exalumno denunciase en febrero del pasado año que había sido víctima de abusos cometidos por el sacerdote ahora apartado de sus funciones. El obispo de Astorga recalcó entonces que, aunque sean delitos que han prescrito civil y canónicamente, ordenó personalmente una investigación «exhaustiva» y dio cuenta de ello a la Santa Sede.

Críticas

La sanción impuesta fue criticada tanto por víctimas como por diversos colectivos que exigían a la Iglesia más dureza e incluso su expulsión, que es la sanción más grave que puedo tomar la Iglesia.

Más polémica generó la sanción de un año impuesta a este mismo sacerdote por otros casos de abusos cometidos en el seminario de La Bañeza a varios menores. Fuentes del colectivo de víctimas del centro criticaron el reciente nombramiento de Menéndez como responsable de la comisión antipederastia creada por la Iglesia Católica. Le acusan de encubrir lo sucedido y de negar las indemnizaciones solicitadas. Frente a estas críticas, la Diócesis de Astorga defendió la elección de Menéndez y negaron que el obispo de Astorga haya «encubierto» casos de abusos, especialmente el que se cometió en La Bañeza, y resaltaron que no ha silenciado nada, entre otros motivos porque no ha podido hacerlo, ya que solo lleva tres año en la Diócesis de Astorga.

============D00 Subtit 14 (130336995)============