Los dos agentes con los padres y el bebé
Los dos agentes con los padres y el bebé - GUARDIA CIVIL

Una pareja de la Guardia Civil ayuda a una mujer que se puso de parto en el coche de camino al Hospital

El vehículo se tuvo que detener en la carretera en las inmediaciones de la localidad de Medina de Rioseco

ValladolidActualizado:

Una pareja de la Guardia Civil de Valladolid se encontró con un suceso atípico en su día a día. Auxiliaron este lunes a una mujer que estaba dando a luz en su vehículo en el arcén de la carretera N-601, en el cruce con CL-612 a su paso por la localidad de Medina de Rioseco, cuando se dirigía hacia un hospital de Valladolid.

Tras acercarse al vehículo, los guardias civiles comprobaron la existencia de una mujer en el interior de un vehículo dando a luz al recién nacido observando que se encontraba en un estado de quietud «anormal». Por ello, los agentes realizaron comprobaron el estado del recién nacido, mediante un pequeño masaje, consiguiendo que reaccionara con llantos y movimientos, informa Ical.

La Guardia Civil, en colaboración con el del Servicio de Emergencias (112), recibió instrucciones, para lograr la estabilización de la madre y el bebé, controlando constantes vitales, manteniendo calor corporal con la madre, tapándolo con una manta y retirando el vehículo a una zona de sombra para evitar altas temperaturas.

A continuación llegó al lugar la asistencia médica del Centro de Salud de Medina de Rioseco, compuesto por médica y enfermera, estabilizando a madre e hijo y permaneciendo a la espera de la llegada de la ambulancia medicalizada del 112 para la evacuación a un hospital de Valladolid. Además, la Guardia Civil se encargaró de regular el tráfico en la zona.

«Nerviosos, con miedo, emocionados y felices», así se sintieron los dos guardias civiles, en unos minutos que les parecieron «interminables», cuando ayudaron a dar a luz a la mujer en plena carretera.