Armisén presentó ayer las mejoras en la ruta junto a alcaldes de los municipios por los que transcurre
Armisén presentó ayer las mejoras en la ruta junto a alcaldes de los municipios por los que transcurre - Ical
Turismo

Palencia y Cantabria impulsan el Camino Lebaniego en su Año Jubilar

La Diputación ha trabajado en la mejora de una ruta «cómoda y segura» que dé empuje al turismo

ALBA MÍGUEZ
PalenciaActualizado:

Palencia y Cantabria estrechan lazos para impulsar el Camino Lebaniego en su Año Jubilar. La ruta tiene su punto de partida en la Catedral de la capital palentina y discurre por diferentes municipios de la provincia hasta desembocar en la región vecina.

Son, en total, 183 kilómetros que discurren por la provincia palentina en los que confluyen la razón, representada por el Canal de Castilla; la naturaleza, representada por el Parque Natural de la Montaña Palentina; y el arte, con una altísima concentración de templos románicos. En definitiva, un camino de culto, cultura y naturaleza, en el que cada peregrino tiene su propio motivo para recorrerlo.

La ruta pasa por localidades como Frómista, Osorno, Herrera, Alar del Rey, Cervera de Pisuerga, San Salvador de Cantamuda y Camasobres hasta llegar a la comunidad Cántabra a través de Piedrasluengas. Además, el Camino Lebaniego Castellano conecta en la localidad norteña de Alar del Rey con el nacimiento del Canal de Castilla y el Sendero GR-1, que recorre la zona norte palentino «con una alta concentración de templos románicos» y «con la gran riqueza del patrimonio natural de la Montaña Palentina». Un recorrido «cómodo y accesible» que es el resultado de muchos meses de trabajo en la señalización de la ruta impulsados por la Diputación, que se marcó como objetivo el recuperar la peregrinación Lebaniega.

Es una tradición que nació hace más de 500 años y que ahora la institución provincial quiere potenciar para que, al mismo tiempo, sirva de «escaparate» para el rico y variado patrimonio cultural y natural de la provincia de Palencia. Así lo aseguró la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, ayer durante la presentación oficial de esta Ruta Lebaniega a la que acudieron más de treinta alcaldes de la provincia. Remarcó que, a su vez, se trata de que el Camino ayude a potenciar turísticamente los municipios por los que transcurre el Camino Lebaniego Castellano.

Por su parte, el presidente del Grupo de Acción Local de Liébana y alcalde de Vega de Liébana, Gregorio Miguel Alonso, insistió en que la colaboración entre Palencia y Cantabria ha sido «esencial» para potenciar el camino Lebaniego y auguró una «gran afluencia de peregrinos» en este Año Jubilar. Se mostró incluso más ambicioso y aseguró que no renuncian a una posible peregrinación desde Santo Toribio hasta Palencia pues de esta manera, sería posible enlazar esa ruta con el Camino Santiago Francés.

Optimista es también el alcalde de Frómista, una de las localidades por las que discurrirá la ruta. Fernando Diez Mediavilla cree que se trata de una «oportunidad» para que los municipios palentinos se conozcan y aseguró que lo verdaderamente importante es que el Camino Lebaniego ayude a garantizar el futuro del mundo rural porque, a su juicio, no vale la pena engañarse y lo verdaderamente importante es que los pueblos tengan vida para que este tipo de iniciativas tengan algún sentido y puedan seguir realizándose.

Cabe recordar que la celebración del Año Santo Lebaniego se inicia en el siglo XVI, tras la bula del Papa Julio II del 23 de Septiembre de 1512 que otorgaba el privilegio de la celebración del Año Jubilar Lebaniego, lo que hace del Monasterio de Santo Toribio un importante centro de peregrinación, siendo, ya para entonces, uno de los lugares santos más relevantes de Europa. El motivo de la Bula Papal es la presencia, en el Monasterio, del Lignum Crucis, la reliquia que Toribio de Astorga había traído de Tierra Santa, el trozo de la Cruz de Cristo más grande que aún perdura.