El alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva socialista, Óscar Puente
El alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva socialista, Óscar Puente - EP

Óscar Puente: «Soy tan machista como Rivera feminista»

El alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva del PSOE acusa a Cs de montar «una cacería por Twitter» tras sus declaraciones en el pleno sobre una edil de Ciudadanos

Actualizado:

El alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Óscar Puente, ha acusado este miércoles a Cs de montar una «cacería por twitter» en su contra con acusaciones de clasista y machista para tratar de «sacar rédito político», y afirmado irónicamente que él es «tan machista como Albert Rivera feminista: lo mismo».

Puente, en declaraciones a los periodistas al término de la presentación de un libro, se ha expresado así horas después del tuit en el que el presidente nacional de Cs, Albert Rivera, pedía su dimisión tras la discusión que Óscar Puente había mantenido con la concejal y portavoz de este partido, Pilar Vicente, durante la celebración este martes del debate sobre el estado de la ciudad.

En respuesta a las acusaciones de «cínico» y «mentiroso», pronunciadas por Pilar Vicente al discrepar sobre la mejoría experimentada por la ciudad durante los tres años de Puente al frente de la alcaldía, éste recordó a la edil que antes de desempeñar su actual cargo «tenía un puesto de trabajo bastante normal, en una tienda de Vallsur, y no ha gestionado nada en su vida».

La concejala de Cs amenazó con abandonar el debate y ausentarse del salón de plenos, lo que finalmente hizo, si el alcalde no se retractaba de «las mentiras» que, en su opinión, había dicho sobre su currículum, en el sentido de que su historial laboral, según Puente, no se ajustaba a la realidad documentada por ella como responsable de expansión de una firma de moda, informa Efe.

«En el fondo, este 'numerito' se ha montado para sacar rédito político. Se ha montado una cacería contra mí en twitter desde ayer por parte de altos cargos de Cs», entre ellos Albert Rivera, ha argumentado el alcalde, quien ha puntualizado que Pilar Vicente se marchó del pleno «no acusándome de clasista y machista, sino de mentir sobre su currículum».

Óscar Puente ha desafiado a la edil a acreditar con una nómina o un documento de la Seguridad Social el cargo que esgrime en su trayectoria laboral, el periodo durante el que lo desempeñó, la categoría profesional y el convenio colectivo del sector al que perteneció: «ahora tiene la oportunidad de demostrar que yo miento, que lo haga», ha subrayado.

«Clasista es el que oculta su pasado y lo arropa o reviste de un oropel que no tiene», ha insistido Puente sobre sus dudas acerca de la veracidad plena del currículum que la edil de Cs «ha hecho público en documentos y páginas web u oficiales».

En cuanto a las acusaciones de machista, ha puntualizado que en sus manifestaciones durante el debate se limitó a «constatar lo que es su experiencia, no he reprochado nada», en alusión al pasado de Pilar Vicente como dependienta desde los 18 años de edad en varios establecimientos, uno de ellos en el centro comercial Vallsur.

«No tengo conciencia de haber hecho nada malo»

El alcalde ha lamentado que en un país como España, donde con frecuencia mueren mujeres fruto de la violencia machista, se utilice este término como arma política arrojadiza, y recordado las numerosas veces que en su opinión fue insultado por el anterior primer edil, Francisco Javier León de la Riva (PP), «y no me fui del pleno por ello».

«No tengo conciencia de haber hecho nada malo. Aquí hay quien vive del derecho de pernada y otros tenemos que oír, ver y callar. Después de veinte años de gobierno de la derecha (en el Ayuntamiento de Valladolid) parece que la izquierda todavía tiene que pedir perdón y que no tenemos derecho a nada», ha contraatacado.

Puente, después de tres años de legislatura municipal, ha inscrito esta polémica en el ámbito de la estrategia política, un año antes de la celebración de las elecciones europeas, municipales y autonómicas.

«Me lo van a hacer pasar mal este año que me queda, lo tengo asumido, pero a ellos se les va a hacer más largo los cuatro que les quedan. Lo tengo asumido», ha matizado.

Por su parte, Pilar Vicente, licenciada en Derecho y en Administración de Empresas (Universidad de Valladolid), ha declarado que no va a justificar documentalmente su pasado laboral para «no entrar en el juego» de Puente, y expresado el orgullo que siente por haber trabajado para poder sacar dos carreras.

«No voy a entrar en su juego y no voy a tolerar lecciones sobre mi currículum y vida profesional antes de entrar en la actividad política. Me siento muy orgullosa de mis dos carreras y de haber sido dependienta desde los 18 años en diferentes comercios. Lo que tiene que hacer es dimitir. Su comentario clasista y machista le incapacita para ser alcalde porque es un insulto para las miles de personas que en Valladolid dedican su esfuerzo diariamente al comercio», ha analizado.

Durante ocho meses, antes de entrar en política, Pilar Vicente desempeñó la representación de la firma textil Montecid para diversas marcas de moda: «Nunca lo he ocultado. Es público».