Organismos independientes constatan los logros de siete años de gobierno de Herrera

H. DÍAZVALLADOLID. Ayer se cumplieron siete años de la investidura de Juan Vicente Herrera como presidente de la Junta de Castilla y León, fecha que aprovechó el consejero de la Presidencia y portavoz

Actualizado:

H. DÍAZ

VALLADOLID. Ayer se cumplieron siete años de la investidura de Juan Vicente Herrera como presidente de la Junta de Castilla y León, fecha que aprovechó el consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo regional, José Antonio de Santiago-Juárez, para hacer balance de la evolución de la Comunidad desde el año 2001.

A juicio de José Antonio de Santiago Juárez el trabajo de Herrera al frente del Ejecutivo regional en los últimos siete años ha conseguido que Castilla y León sea una sociedad «más dinámica, abierta, desarrollada y mejor preparada para afrontar su futuro». Una conclusión que, según el portavoz, viene avalada por cifras que han aportado organismos independientes recogidas en un documento por la Dirección General de Análisis y Planificación de la Junta.

Así, para De Santiago-Juárez el «único objetivo» que ha movido a Herrera durante estos años ha sido el de «atender las necesidades reales de los ciudadanos» y «mejorar día a día la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos». Para ello, explicó, el presidente de la Junta ha utilizado como herramienta «el diálogo», tanto político como institucional, y en este sentido recordó el consenso alcanzado para reformar el Estatuto de Autonomía. «La única ambición de Herrera ha sido Castilla y León», argumentó, al tiempo que señaló que es lo único que pide a su equipo de Gobierno.

Cifras más significativas

El documento detalla algunas de las cifras más significativas de la evolución de la Comunidad. Así, por ejemplo, revela que la población de Castilla y León, según se desprende del Instituto Nacional de Estadística, creció desde el año 2001 en casi 72.000 personas, hasta situarse en 2.528.417 personas. También aumentaron los inmigrantes que pasaron de representar el uno por ciento de la población al 4,74. Buenas cifras arroja también en cuanto al empleo ya que la población activa creció más de un 12% y la ocupada un 20%, siendo en la población femenina en donde más se nota esta mejora, ya que la tasa de ocupadas aumentó en un 40%.

Asimismo, y según recuerda este documento, desde 2001 el número de empresas creció en un 15 por ciento. Este crecimiento económico le permitió salir a Castilla y León de la condición objetivo 1, situándose en un 97 por ciento de convergencia con la UE de los 27, según Eurostat. Aumentar en autogobierno, explicó De Santiago-Juárez, también le ha servido a Castilla y León para «mejorar» en la sanidad, en la educación y en los servicios sociales. En este sentido, el documento recuerda que hoy trabajan en la Sanidad Pública 2.200 profesionales más que al producirse el traspaso en el año 2002 y que esta además obtiene el visto bueno de los ciudadanos, que en un 76 por ciento opinan que «funciona bien» o «bastante bien».

El informe subraya además, que es el mismo Ministerio de Educación el que sitúa a Castilla y León como la Comunidad con mayor proporción de gasto público destinada a inversiones educativas, lo que le ha valido a Castilla y León situarse con los segundos mejores resultados a nivel nacional, según el último informe Pisa. Entre otros datos, destaca también que el Instituto de Política Familiar sitúa a la región como la segunda que más apoya a las familias y el aumento en más de un 400% en el número de viviendas protegidas construidas.