FELMAR  La quema de neumáticos y los tractores acompañaron a los agricultores en casi todos los cortes de carreteras programados

Las opas amenazan al Gobierno con extender los cortes de carreteras al puente de diciembre

Los agricultores hicieron una demostración de su poderío para fortalecer su exigencia de que el Gobierno articule medidas especiales ante la escalada del precio del gasóleo

Actualizado:

BELÉN MOLLEDA /MARTINA CARRIÓN

LEÓN/ZAMORA/VALLADOLID. Los agricultores volvieron a cortar ayer las carreteras de la región en su particular pulso con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para conseguir condiciones especiales que les ayuden a sobrellevar la escalada del precio del gasóleo. La movilización promovida por las organizaciones agrarias no provocó el caos en la circulación de las grandes vías, tan sólo algunas retenciones, pero sirvió de toque de atención ante lo que podría pasar la próxima semana, en pleno macropuente de diciembre, si las negociaciones no avanzan. Lo advirtieron con voz unánime UCCL-COAG, Asaja, UPA y Coordinadora Agraria-COAG, y no lo podía expresar más claro el secretario general de UGAL-UPA, Matías Llorente, quien participó en los cortes realizados en la autovía A-66 a la altura de Villamañán: «El sector quiere el mismo trato que los pescadores y los transportistas y si hace falta habrá que radicalizar, lo que significa no parar de protestar hasta que no haya acuerdo».

Una de las concentraciones más multitudinarias tuvo lugar en Palencia, donde un millar de agricultores y ganaderos cortó durante la mañana, intermitentemente y en intervalos de 30 minutos, la carretera A-62 a la altura de Dueñas, donde quemaron neumáticos y troncos de madera.

En Burgos, cerca de 400 agricultores convocados por los sindicatos agrarios alaveses cortaron en torno a las 10.25 horas la carretera N-1 a su paso por Miranda de Ebro (Burgos), donde llegaron a quemar un tractor. Previamente, a las 7.00 horas, los manifestantes se habían concentrado en Rivabellosa, en el límite de la provincia de Álava con Burgos, para protestar por la escalada del precio de los carburantes. En torno a las 10. 25 horas se desplazaron hasta la N-1, donde interrumpieron el tráfico durante unos minutos, para retirarse en torno a las once y regresar a Rivabellosa, informa Efe.

Otro centenar de agricultores y ganaderos se dio cita alrededor de las 11.00 horas en el punto kilométrico 145 de la A-62, a la altura de Tordesillas (Valladolid), aunque el corte de la circulación no se inició hasta las 11.45. En ese momento, los agricultores congregados lanzaron al firme decenas de neumáticos en ambos sentidos de la vía y les prendieron fuego, justo después de que la Guardia Civil procediera a realizar los cortes que causaron retenciones de varios kilómetros. En un principio, los cortes en esta vía iban a ser intermitentes para evitar causar más molestias a trabajadores del sector del transporte y particulares, aunque finalmente el corte de la A-62 fue ininterrumpido hasta las 14.30 horas, con lo que registró las mayores retenciones.

En Segovia los cortes de la circulación se produjeron en las carreteras A-1 (Madrid-Irún), en Boceguillas, y N-601 (Adanero-Gijón), a la altura de Tolocirio. En concreto, el primero de los cortes de tráfico se registró en el kilómetro 117 de la A-1 en dirección a Madrid, sobre las 10.30 horas y provocó retenciones de hasta dos kilómetros. El segundo de los cortes tuvo lugar a las 10.15 cuando unos cincuenta agricultores no permitieron el paso de vehículos en dirección a Madrid. Un cuarto de hora más tarde realizaron un tercer corte de tráfico. No obstante, la movilización transcurrió sin mayores incidentes, con excepción de algunos momentos en los que quedó patente el nerviosismo de algún conductor.

Mientras tanto, un centenar de tractores colapsó a última hora de la mañana el tráfico en el centro de la capital zamorana en una movilización para reclamar la reducción del precio del gasóleo para el sector. Los vehículos partieron de las glorietas de acceso a la capital desde la A-11 y se adentraron en la ciudad, donde el tráfico quedó paralizado afectando también al servicio público de autobuses urbanos, especialmente las líneas 1, 2, 3 y 4, que discurren por la zona centro.

Cientos de agricultores se unieron también a los tractores, como lo hicieron en otros puntos de la provincia zamorana previstos por las tres centrales sindicales. Así, se produjeron concentraciones en la A-11 y en la N-122, a la altura de Toro, en la A-6 en Paradores de Castrogonzalo y en la A-62 en Cañizal. Además, de forma espontánea se registraron cortes de tráfico en la N-630, a la altura de la ermita del Cristo de Morales, y en la 631 en el término municipal de Tábara.

En la provincia de Ávila, COAG, Asaja y UPA cortaron el tráfico en las carreteras N-501 (vila-Salamanca), en el término de San Pedro del Arroyo, y en la A-6 (Madrid-A Coruña), a la altura de la localidad de Arévalo. La concentración en ambos puntos comenzó a las 10. 30, en las inmediaciones de ambas vías. En Arévalo, sobre las 11.15 horas, alrededor de un centenar de agricultores se situó en la autovía, a la altura de la fábrica harinera de Villafranquina. En una primera ocasión, procedieron a cortar el tráfico durante 50 minutos, provocando retenciones de hasta un kilómetro en ambos sentidos. Tras ese tiempo, procedieron a reabrir el tráfico durante unos 15 minutos y hasta las 14.30, los manifestantes repitieron la operación, pero con periodos de parada algo más cortos, de alrededor de media hora.

En San Pedro del Arroyo, los agricultores se reunieron en la plaza para, antes de las 11.00 horas, empezar a cortar el tráfico en periodos de algo más de 30 minutos, entre los que dejaban entre 10 y 15 minutos de restablecimiento de la circulación. Los manifestantes quemaron ruedas de vehículos en medio de la carretera con pancartas y lemas como «ZP, no amargues la Moraña».

Al mismo tiempo, unos 950 agricultores participaron en los cortes de carretera que se produjeron en tres autovías de la provincia leonesa, la A-231 (León-Burgos), A-66 (León-Benavente) y la A-6 (Madrid-A Coruña), en ambos sentidos, en una movilización que, según la Subdelegación del Gobierno de León, se desarrolló sin incidentes. Los agricultores se dieron cita desde primeras horas de la mañana en Villamañán, El Burgo Ranero y Camponaraya, donde realizaron cortes de carretera y quemaron neumáticos en un acto de protesta por el «trato desigual» que desde el Ejecutivo se practica.

En Soria participaron en las movilizaciones agrarias en torno a 400 agricultores de toda la provincia, que realizaron cortes de carretera intermitentes en la rotonda en la que confluyen la Avenida de Valladolid, la N-234, la N-111 y la N-122, y provocaron retenciones en los accesos a la ciudad.

Por último, en Salamanca cerca de medio centenar convocados por Asaja y UPA cortaron la carretera N-501 a la altura del aeropuerto de Matacán. Los manifestantes, que quemaron neumáticos, estuvieron vigilados por seis patrullas de la Guardia Civil que desviaron la circulación hacia Alba de Tormes.