Imagen de archivo del Obispo abulense
Imagen de archivo del Obispo abulense - ICAL
Religión

Al obispo de Ávila le «va la marcha de la comunicación»

Ha destacado la «buena acogida» del primer encuentro de youtubers católicos en la capital abulense

ÁvilaActualizado:

«Me encantó. A mí me va la marcha de la comunicación, dentro de mis limitaciones». Así lo ha asegurado este lunes el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, en su balance sobre del I Encuentro de youtubers católicos del mundo, celebrado el pasado sábado en la capital abulense, con mucha repercusión en las redes sociales.

En tono distendido, el obispo de la diócesis abulense, que participó a lo largo del día en esta iniciativa que reunió de forma presencial a 23 youtubers católicos de España, ha comentado que este tipo de encuentros también ha sido «un intento» por generar «interés» en el jubileo teresiano.

REUTERS
- REUTERS

Asimismo, ha subrayado la «buena acogida» de esta iniciativa que ha sido «sorprendente, para bien», porque ha llegado a diferentes puntos del planeta. En este contexto, también ha advertido que este tipo de encuentros pueden servir para «la precaución», teniendo en cuenta que a veces puede convertirse en un «instrumento terrible, como se ve en insulto o imágenes terribles, pero así es la condición humana», informa Efe.

Tras insistir en lo «efectivo» que fue el encuentro, el obispo ha invitado «a todo el mundo a tener mucha creatividad, en orden a poner al servicio de la causa de la Santa todo lo que se pueda», porque en su opinión «la riqueza fundamental el ella y el espíritu cristiano».

El Obispado ha destacado en nota de prensa la «repercusión social» que este foro ha tenido en las redes sociales, donde llegó a tener 4.668.469 impactos potenciales, llegando a situarse el sábado por la mañana en uno de los veinte temas más comentados de España.

Asimismo, se ha destacado la repercusión que el encuentro ha tenido en diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales, ya que a la participación de youtubers españoles, se sumaron on line una quincena de youtubers católicos de ocho países.