Noticias de Ávila

Actualizado:

UGT entrega mañana en el Palacio de los Serrano de Ávila los Premio Pablo Iglesias 2011

La Unión General de Trabajadores celebra mañana el acto de entrega de las distinciones individuales y colectivas de ámbito provincial y regional de los Premio Pablo Iglesias 2011. El acto tendrá lugar en el Auditorio del Palacio de Los Serrano, espacio cultural de Caja Ávila, en la Plaza de Italia 1, de la capital abulense a las 19 horas.

En el ámbito individual, las distinciones reconocen el compromiso con la democracia de Francisco Laína, jefe de la Seguridad del Estado durante el 23F, y el compromiso con la construcción y consolidación de la Comunidad autónoma de Demetrio Madrid, su primer presidente.

En el ámbito colectivo, se premia la labor sanitaria desarrollada en el ámbito rural del colectivo de médicos rurales y la solidaridad que la Federación Regional de Asociaciones de Bancos de Alimentos de Castilla y León ha demostrado con los más necesitados.

Está previsto que a dicho acto acudan, además de los premiados y dirigentes del sindicato, encabezados por el secretario general de UGT de Castilla y León, Agustín Prieto, y el secretario general de UGT de Ávila, Luis Sánchez; representantes del Ayuntamiento y de la Diputación.

Asimismo también estarán presentes el subdelegado del Gobierno en funciones, César Martín; el delegado territorial de la Junta en Ávila, Francisco José Sánchez; representantes de las entidades colaboradoras, de sindicatos y partidos políticos. En este sentido asistirá el secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Óscar López y el coordinador regional de Izquierda Unida y procurador en las Cortes autonómicas, José María González, entre otros.

En el caso de los médicos rurales, en su nombre recogerán la distinción Lucía Jiménez Andrés, médico de la zona básica de salud de Lanzahíta; Angel Cembellin Prieto, de la zona básica de salud de Gredos y Miguel Ripoll Lozano, de la zona básica de salud de Ávila Rural.

Unos 200 jinetes purificarán sus caballos en las ‘Luminarias’ de San Bartolomé de Pinares

Perros, gatos, cerdos, pájaros y hasta hurones. La variedad de animales que uno puede encontrarse en una tradicional bendición con motivo de la fiesta de San Antonio es inmensa. Sin embargo, si hablamos del municipio de San Bartolomé de Pinares, en plena comarca pinariega abulense, toparse con un animal que no sea un caballo puede tildarse de curiosidad. La localidad se prepara para celebrar un año más las tradicionales ‘Luminarias’, un ritual para el que resulta difícil establecer una fecha de inicio ya que se trata de una costumbre centenaria.

Según relató a Ical la alcaldesa de San Bartolomé, María Jesús Martín, hace siglos una epidemia acabó con buena parte de los caballos de la comarca, que en aquel entonces constituían una herramienta sustancial de trabajo. Los vecinos, para rogarle a San Antonio que acabara con la epidemia y protegiera a sus caballos, yeguas, mulos y burros, ahumaron al santo en una hoguera como símbolo de purificación. Y desde entonces, hasta ahora. “Yo misma recuerdo que desde pequeña celebramos San Antón de esta manera y los mayores del pueblo también”, explica la alcaldesa ante la imposibilidad de establecer el momento exacto en el comenzó la tradición.

La fiesta despierta año tras año el interés de hasta 6.000 personas que son las que según un cálculo aproximado se acercaron en las dos últimas ediciones al coincidir la víspera de San Antón con el fin de semana. Gente que se suma a los 600 habitantes del pueblo y que llega desde el resto de la comarca, Madrid e incluso algún año se ha colado algún turista alemán o inglés. “El año pasado un ciudadano inglés que descubrió la fiesta hizo todo un reportaje fotográfico que después nos envió”, celebra María Jesús Martín. Hablamos, en palabras de la alcaldesa, de la fiesta más importante de la localidad, por encima incluso de las que se celebran durante el verano.

Se espera que el número de jinetes también sea similar al de años anteriores cuando la participación ha sido de unos 200 que proceden en su mayoría del pueblo, aunque también reciben caballistas de localidades próximas como Las Navas del Marqués o Herradón de Pinares. Por cierto, que también hay algún burro valiente que se atreve a cruzar la hoguera, aunque no llegan a la media docena según muestran ediciones anteriores.

Las ‘Luminarias’ comienzan el lunes 16 a las 21 horas, anunciadas por el tañido de campanas. A la llamada del repique responden los jinetes concentrándose en la puerta del Ayuntamiento, junto a la casa parroquial. Comienza entonces un recorrido por las hogueras que se han prendido por todo el pueblo, guiados por el Mayordomo y acompañados por el sonido del tambor y la gaita.

En la localidad se encienden entre 20 y 30 hogueras, de las que se encargan las peñas o grupos de amigos que previamente suelen celebrar una merienda en el campo para ir a buscar la leña. Los caballos deben atravesar el fuego para cumplir con el simbolismo de la purificación y lo hacen bajo la supervisión de un veterinario. Según comunicó la alcaldesa, hace cuatro o cinco años recibieron algunas denuncias de grupos verdes advirtiendo que las ‘Luminarias’ suponían un maltrato para los animales. Algo que se negó por parte de los veterinarios y desde entonces, María Jesús Martín asegura que no han vuelto a tener ningún problema.

Una parada importante del recorrido es la casa parroquial donde el cura del pueblo se encarga de bendecir los caballos que participan en la procesión. Entre los jinetes encontramos también mujeres y cada vez más niños que, eso sí, acompañados por adultos, aseguran que la tradición continuará durante muchos siglos. Tras la bendición, se reparte vino, galletas y bollos entre los jinetes y se prosigue con el recorrido. Es sólo un aperitivo de las parrilladas que vendrán una vez termine la procesión por las hogueras y de las que toman parte todos los asistentes, por lo que la fiesta se prolonga hasta altas horas de la madrugada del Día de San Antón.

Ya el día 17, los jinetes engalanan sus caballos y esperan al Mayordomo para de nuevo dar la vuelta al pueblo. Durante el itinerario, es el Mayordomo el encargado de recoger los donativos que los asistentes le entregan y que hace años adquirían forma de patas o jamones de cerdo pero que ahora se reduce a monedas o billetes. La recaudación va destinada a los premios del juego de las cintas y también a sufragar los gastos de la fiesta.

A continuación, es el santo, San Antonio, el que sacado en procesión es ahumado en una hoguera para cumplir con la tradición. Por la tarde, los jinetes compiten en el juego de las cintas, el que consiga engancharla, se llevará el premio a casa.

‘Tostón de Arévalo’ consigue la denominación de marca registrada

La denominación ‘Tostón de Arévalo’, que impulsa la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores de Ávila (Asaja-Ávila), con el apoyo de la Asociación Arevalense de Empresarios de Hostelería (Asadhos), Adrimo y la Confederación Abulense de Empresarios (Confae), ya es una marca registrada, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI).

La resolución de la Oficina de Patentes y Marcas, dependiente del Ministerio de Industria, otorga al titular de la marca el derecho exclusivo de su utilización. Hasta el momento, se han adherido a ‘Tostón de Arévalo’ en calidad de operadores cerca de 60 empresas, desde productores y restaurantes a carnicerías, según indicaron desde la organización.

El presidente de Asaja-Ávila, Joaquín Antonio Pino, señaló que se trata de un paso más en la consecución de este marchamo de calidad, a la espera de que el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) dé el visto bueno al reglamento definitivo. Recientemente este organismo, en una reunión de trabajo con los promotores, aconsejó flexibilizar el reglamento de uso de la marca de garantía para mejorar su funcionalidad.

Por otra parte, Pino invitó tanto a la Diputación Provincial como al Gobierno autonómico a aunar esfuerzos para “entre todos” lograr la puesta en marcha del proyecto con éxito, teniendo en cuenta que Arévalo albergará en 2013 una exposición de Las Edades del Hombre.

Una vez el Itacyl apruebe el reglamento de uso, los promotores solicitarán a la Oficina de Patentes y Marcas por el procedimiento de urgencia el registro de la marca de garantía 'Tostón de Arévalo', imprescindible para comenzar a operar como tal.

Los trabajos para conseguir este marchamo de calidad que, según se desprende del estudio justificativo elaborado por el Gabinete de Estudios Ambientales y Agronómicos GEA Ingenieros incrementará el empleo directo e indirecto en la comarca entre un 5 y un 10 por ciento, comenzaron hace más de un año.

Bajo ese marchamo, este produdcto se podrá comercializar a través de internet en las modalidades de preasado y envasado, así como en carnicerías, supermercados y otros puntos autorizados fresco, preasado y envasado

El jurado elige como marca de la ciudad la imagen con el mensaje implícito de ‘Piensa en Ávila’

El jurado encargado de tomar la decisión definitiva sobre cuál de las propuestas se ajustaba más a los objetivos de la ‘Marca Ávila’, que debe identificar a la ciudad, hizo público hoy su veredicto, que se tomó por unanimidad. La ganadora es la imagen en la que junto al nombre de la ciudad aparece dibujada la planta de la muralla, que a su vez, evoca un bocadillo de cómic. Una comisión técnica trabajará durante las próximas semanas junto a los autores para elegir la imagen definitiva.

La medianoche del lunes finalizó el plazo para las votaciones que, vía web y vía mensaje de texto, debían seleccionar tres de las cinco propuestas finalistas designadas por el jurado. En total se emitieron en torno a 1.500 votos, el 80 por ciento a través de la página web del Ayuntamiento de Ávila. Las finalistas fueron, junto a la ganadora, dos marcas con los lemas ‘Capital del cielo’ y ‘Ávila deja huella’, respectivamente.

El jurado valoró en su veredicto la versatilidad de la marca diseñada por Entrelíneas, ya que al no plasmar el mensaje en un texto, permite llegar a todas las nacionalidades, algo que la empresa decidió como emblema de una ciudad abierta al mundo, según detalló el concejal de Turismo en el Ayuntamiento de Ávila, Héctor Palencia.

Asimismo, resultaron clave para la decisión del jurado las múltiples aplicaciones que se presentaron para esta marca, su visualización en los más variados soportes y, sobre todo, las variables que se pueden crear a partir de la idea original para representar no sólo el turismo, sino también la gastronomía, la historia, la sostenibilidad, los deportes o el comercio abulenses.

Palencia hizo hincapié en que la imagen de la marca seleccionada no será la definitiva, puesto que ahora la comisión técnica se reunirá con los autores para introducir las modificaciones oportunas de cara a ajustarla lo máximo posible a los objetivos que aspira a cumplir; por lo que podrían cambiarse aspectos como la combinación de colores o la tipografía.

No se ha establecido ningún plazo para esta nueva fase, aunque una vez perfilada la imagen final se dispondrá de 45 días para determinar sus aplicaciones. Por este motivo, no se dispondrá de la ‘Marca Ávila’ definitiva en la próxima edición de la Feria Internacional de Turismo, Fitur, que se celebra la próxima semana.