tráfico

La nieve obliga a cerrar dos puertos y dos tramos de carreteras, y a circular con cadenas en siete altos de montaña

La DGT recomienda extremar la precaución en otros 66 tramos viales de Castilla y León afectados por el temporal

Actualizado:

Las nevadas registradas en las últimas horas, unidas a las bajas temperaturas registradas durante la noche, provocan a estas horas numerosos problemas en el tráfico de vehículos por las carreteras de Castilla y León. Así, en estos momentos dos puertos y dos tramos viales se encuentran cerrados, mientras que es obligatorio circular con cadenas en siete altos de montaña y es necesario extremar la precaución en otros 66 tramos, según informó la Dirección General de Tráfico (DGT) y publica Ical.

Las mayores dificultades se registran en los puertos de Fuente de la Cueva, en La Baña (León), y de la Peña de Francia, en El Cabaco (Salamanca), así como en la AV-901 en Villanueva de Ávila (Ávila) y la CP-004 en La Hoya (Salamanca), donde la circulación está interrumpida a causa de la nieve.

Asimismo, es necesario utilizar cadenas en los puertos de montaña de Monteviejo (LE-233) en Besande, Somiedo (LE-495) en Meroy, Pando (LE-234) en Prioro, San Isidro (LE-331) en Puebla de Lillo, Ventana (LE-481) en Torrrebarrio y Tarna (CL-635) en La Uña, en la provincia de León, además de en el palentino de Piedrasluengas (CL-627) a la altura de Cervera de Pisuerga, mientras que la DGT recomienda precaución a los que transiten por el puerto de Navacerrada (CL-601) en San Ildefonso (Segovia).

En el resto de la red viaria regional, las carreteras más afectadas por la nieve son las de la provincia de León, donde es necesario extremar la precaución para transitar por 24 tramos: la LE-723 en Ambasmestas, la A-6 en Brazuelo, la LE-497 y CL-626 en dos tramos diferentes en Caboalles de Abajo, la LE-142 en Foncebadón, la LE-460 en Igueña, la LE-315 en Matallana de Torío, la LE-495 en Meroy, la LE-125 en Nogarejas, la LE-460 en Pobladura de las Regueras, la LE-473 en La Pola de Gordón (dos tramos), la LE-333 en Puebla de Lillo, la LE-164 en Puente de Domingo Flórez, la LE-493 en Riello (dos tramos), la LE-482 en San Emiliano, la LE-711 en Santa Cruz del Sil, la LE-481 en Torrebarrio, la LE-126 en Truchas (dos tramos), la LE-321 en La Vecina del Curueño y la LE-491 en Vega de Viejo.

En Ávila, la nieve dificulta la circulación en la AV-105 en Arevadillo, la N-502 a su paso por Cuevas del Valle y Mengamuñoz, la AV-905 en Hoyocasero, la AV-900 en Navalmoral, la AV-932 y la AV-102 en Piedrahita, la N-110 en Puerto Castilla, la AV-503 en San Bartolomé de Pinares y la N-110 en Villatoro. Y, en la provincia de Burgos, se vive una situación similar en la N-234 en Mecerreyes y la A-231 en Melgar de Fernamental.

Por su parte, en Palencia hay problemas en la P-220 y la CL-626 en Aguilar de Campoo, la P-210 en Cardaño de Abajo, la P-217 en Cardaño de Arriba, la A-231 en Carrión de los Condes, la CL-615 en Fresno del Río, la CL-626 en Guardo, la P-212 en Rebanal de las Llantas, la P-211 en Resoba, la CL-615 en Saldaña, la A-62 en Torquemada, la P-216 en Triollo y la P-215 en Velilla del Río Carrión.

En Salamanca hay que extremar la precaución para transitar por la SA-201 en La Alberca, la SA-100 en Béjar y la SA-203 en la parte baja del puerto de la Peña de Francia, en El Cabaco.

Una situación similar se da en la provincia de Segovia en la SG-145 en Ayllón, la SG-114 en Riaza , la SG-112 en Riofrío de Riaza y la SG-615 en San Ildefonso, mientras que en Soria existen dificultades en la N-234 en Abejar, la CL-101 en Olvega y la SO-830 en Vinuesa.

Por último, Zamora tiene siete tramos afectados: la N-112 en Muelas del Pan, la ZA-101 y la ZA-102 en Pías, la A-52 en Puebla de Sanabria, la N-525 en Requeño y la N-525 en Villardeciervos.

Además, la circulación está condicionada por la niebla en la N-502 en Villarejo del Valle (Ávila).