Docentes en un momento del Congreso celebrado en Valladolid
Docentes en un momento del Congreso celebrado en Valladolid - F. HERAS
Educación

Música: una materia que se resiste a ser una «María»

El VI Congreso musical cita a alrededor de 400 asistentes, que tratan de dar valor a la enseñanza de la música e intercambiar proyectos exitosos de aprendizaje

C. ROSADO
ValladolidActualizado:

Se han empeñado en que la educación musical no siga siendo una «maría» y van dando pasos para convencer a la sociedad de ello, a fuerza de nuevos proyectos y de impulsar a muchos profesores entusiastas de toda España que aplican nuevas metodologías en el aula y ven la música con un enorme potencial educativo, transversal para el aprendizaje de otras muchas materias. Son los profesores que organizaron en Valladolid en marzo la VI edición del Congreso Nacional de educación musical Con Euterpe, surgido de la red española de profesores Aulablog.

Cerca de cuatrocientas personas, entre docentes y alumnos asistentes se dieron cita en el Centro Cívico José Luis Mosquera y en el Aulario de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Valladolid para reivindicar la educación musical y que tenga un mayor peso horario y curricular en Infantil, Primaria y Secundaria, junto a una puesta en común de experiencias docentes que tienen la música como protagonista y que pueden ser aplicadas por otros maestros en sus clases.

Borja Velazquez, presidente de este Congreso y maestro de música en el CEIP Virgen de Sacedón de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), explica que el balance del encuentro ha sido «excepcional»; un congreso cuyo objetivo principal era «ofrecer una formación de calidad y diferente a los docentes de música, en el que poder ver proyectos innovadores y poder ofrecer recursos a los profesores de Infantil, Primaria y Secundaria», aunque también de escuelas y conservatorios. Se trataba, en definitiva, de «ser un altavoz para profesores muy interesantes y que merecen ser conocidos por el trabajo que realizan y que pueden servir de acicate para que otros se aventuren a hacer proyectos de este tipo en sus centros», sostiene Velázquez.

La neurociencia o la física fueron materias «conectadas» a la música en el congreso

Al mismo tiempo, este profesor de educación musical apunta que «es también nuestra forma de poner en valor y reivindicar la posición de la educación musical dentro del currículo educativo» porque la «comunidad educativa necesita ver estas acciones» que cada día llevan a las aulas muchos profesores, «más que palabras y discursos, para que se vea que la educación musical puede ser el eje vertebrador de todos los aprendizajes». No en vano, una de las ponencias, la de Antonio Domingo, demostró que desde la música se trabajan las inteligencias múltiples (Howard Gardner), o la conferencia inaugural de Chema Lázaro se basó en las relaciones entre la neurociencia y la música.

Borja Velázquez y Diego Gutiérrez, organizadores del congreso
Borja Velázquez y Diego Gutiérrez, organizadores del congreso

Para Borja Velázquez, «las asignaturas desaparecerán con el tiempo y se tenderá a la globalización de aprendizajes» en un cambio que ya parece imparable y en el que la música tiene mucho que decir. Pero queda trabajo. Aunque «ya no se ve tanto como una ‘maría’», según Velázquez, estos decentes sí observan que a esta materia sigue sin dársele el peso de otras como los idiomas y que muchos de los logros «en un 90% se deben a la voluntad de docentes» interesados en descubrir nuevos caminos, quizá en parte por la «concepción tan pragmática de la educación, para mal, de la sociedad española», indica Velazquez.

Ejemplos a imitar

Ese camino aún es lento, para estos docentes, «y las leyes educativas no ayudan, pero no nos vamos a quedar parados». Un ejemplo de ello son iniciativas como la de «Imusicar», proyecto organizado por maestros como Velázquez y Diego Gutiérrez (CEIP Kantic@ Arroyo, en Arroyo de la Encomienda, Valladolid), consistente en un encuentro musical (este año es la tercera edición) en el que participan cerca de 600 escolares de Castilla y León a final de curso con distintas actividades musicales y un concierto en el que muestran todo el trabajo del año escolar; o el festival «Intercentros» de Soria y que ha permitido a chavales actuar en el yacimiento de Numancia. También lo es el proyecto «In Crescendo» de Valladolid, donde, al modo de las orquestas venezolanas que «rescatan» niños de la calle a través de la música, aquí usan ésta para lograr que los alumnos de centros con un 90% de alumnado de minorías o con riesgo de exclusión social continúe estudiando.

El congreso Con Euterpe contó con la presencia de referentes nacionales como Santi Serratosa y su método de percusión corporal, y Raúl Martínez y su «Ritmicicla», junto a las actuaciones de los escolares y diversos talleres.