Dos muertos en Salamanca y Segovia en la Operación Salida

ICALMiguel Alejo visitó ayer el Área de Servicio de BriviescaABCVALLADOLID. Las carreteras de la región registraron ayer retenciones que en el peor de los casos alcanzaron los 10 kilómetros. El atasco

Actualizado:

ICAL

Miguel Alejo visitó ayer el Área de Servicio de Briviesca

ABC

VALLADOLID. Las carreteras de la región registraron ayer retenciones que en el peor de los casos alcanzaron los 10 kilómetros. El atasco más grande se produjo, hasta pasadas las 20 horas, a la altura de Simancas, en el kilómetro 137 dirección Portugal, donde minutos después de las 18.00 horas, según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico y del servicio de emergencias 112 de Castilla y León, se produjeron al menos tres accidentes de tráfico, por alcances y colisiones entre turismos, aunque en uno de ellos también se vio implicado un camión, con el resultado de al menos un herido grave y varios leves, según estas fuentes.

A la altura de Cabezón, dirección también Portugal, en el kilómetro 115, pasadas las 20 horas, un accidente era el causante de dos kilómetros de atasco.

Retenciones similares se produjeron, en este caso por la intensidad del tráfico, en la autopista AP-6 en Segovia, en la nacional VI en la localidad segoviana de El Espinar y en la 601 en Valdefresno (León).

Un joven de 20 años, y una mujer de 57 años fallecían ayer como consecuencia de diferentes accidentes de tráfico. El primero se registró a las 4.30 horas a la altura del kilómetro 255, 400 de la carretera A-62, en sentido Portugal, dentro del término municipal salmantino de Galindo y Perahuy, cuando por causas no especificadas, un vehículo Opel Corsa que conducía el fallecido, y que circulaba en sentido contrario por la calzada colisionó frontalmente contra un vehículo Kia Carnival, de matrícula portuguesa.

El otro siniestro, se registraba sobre las 11.30 horas de ayer, en Otero de Herreros (Segovia), en la carretera N-603, donde colisionaron dos coches, resultando muerta M. I. M. F, de 57 años, y heridas otras dos mujeres de 74 años, y de 36 años.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, apeló ayer a la «responsabilidad» de los conductores para reducir las víctimas de accidentes de tráfico y ha precisó que en la Comunidad, serán novecientos los agentes que velarán por la seguridad durante esta Semana Santa.

Alejo, que visitó el área de descanso de la autopista AP-1 en Briviesca (Burgos), aseguró que estos días van a estar también plenamente operativos los helicópteros de la Dirección General de Tráfico, y concretó que los novecientos agentes de Tráfico estarán reforzados por la Guardia Civil Rural, porque los desplazamientos cortos «es uno de los objetivos en los quemás hay que insistir, porque es donde más accidentes se registran».

Miguel Alejo pidió un mayor sentido de la «responsabilidad» cuando se sale a la carretera para evitar los accidentes de tráfico, que en la primera fase de la campaña especial de Semana Santa terminó con un balance de tres fallecidos, uno menos que el año pasado.

Según él, durante las vacaciones de Semana Santa habrá unos 2.350.000 tránsitos de vehículos en la Comunidad, lo que supone unos 50.000 más que el año pasado.

Despedida en Zamora

Por otro lado, cientos de personas, en su mayoría jóvenes, despidieron ayer en la iglesia de La Asunción de Carrascal (Zamora) a Saúl Alvarez Nieto, el joven de 20 años que en la madrugada del lunes al martes perdió la vida tras caer con su coche al río Duero en el Puente de Piedra de la capital.

La misa funeral se celebró a las 13.00 horas de ayer con la presencia de múltiples allegados y amigos que quisieron acompañar a la familia, además de miembros de la Banda de Música de Zamora y Maestro Nacor Blanco, que tocaron varias melodías durante el sepelio.

Al término de la misa el cortejo fúnebre se dirigió al cementerio de Carrascal (Zamora) donde Saúl Alvarez Nieto recibió sepultura.