Mueren tres personas en sendos accidentes de tráfico en Burgos Tráfico prevé 700.000 desplazamientos

Actualizado:

ABC

BURGOS. Las carreteras de la Comunidad se cobraron ayer la vida de tres personas, todas ellas en la provincia de Burgos. El primero de los siniestros se produjo a las 7.00 horas en el kilómetro 27 de la AP-1, a la altura de Briviesca (Burgos). En él perdió la vida un hombre, de iniciales F.G.F. y una mujer, de 61 años y cuya identidad corresponde a las iniciales L.G.R., resultó herida de gravedad tras volcar el turismo en el que viajaban.

Hasta el lugar del accidente se desplazaron efectivos de la Guardia Civil, de la Diputación de Burgos y de la Gerencia de Emergencias Sanitarias de Sacyl, que no pudieron hacer nada por el hombre, mientras que a la mujer se la trasladó en ambulancia de soporte vital básico al Complejo Asistencial de Burgos, según informaron fuentes del Servicio de Emergencias de Castilla y León.

Minutos después se producía otro siniestro, también en Burgos. como consecuencia de la salida de la vía de un vehículo ocurrida a las 7.15 horas en el kilómetro 27,8 de la AP-1 a la altura del término municipal de Castril de Peones (Burgos). En él fallecía un hombre, cuyas iniciales corresponden a F.F.G., según informaron fuentes del Centro de Gestión de Tráfico. Además, como consecuencia del siniestro resultó herida grave otra persona, de la que por el momento se desconocen los datos de filiación.

La tercera de las muertes corresponde a uno de los siete heridos en el accidente que tuvo lugar ayer por la tarde en el kilómetro 156,8 de la N-1, en Aranda de Duero (Burgos). Se trata del conductor de uno de los dos vehículos que colisionaron en el siniestro, un varón de 57 años, cuya identidad responde a las iniciales M.A.O. El fallecido fue uno de los que peor parados salió tras la colisión lateral de los dos vehículos y dada la gravedad de sus lesiones tuvo que ser trasladado en UVI móvil al Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero.

Un bebé herido

Otra colisión en Aranda de Duero -en el kilómetro 156 de la N-1- entre dos turismos provocaba ayer siete heridos, entre ellos un bebé de diez meses y un niño de tres años.

Por otra parte, la Dirección General de Tráfico anunció ayer que pondrá en en marcha a partir de las 15.00 horas de hoy y hasta la medianoche del domingo un dispositivo especial en Castilla y León «para dar cobertura de seguridad y fluidez a los casi 700.000 desplazamientos que se producirán« por las carreteras de la Comunidad, debido a la coincidencia de la finalización del mes de agosto con un fin de semana.