El montañero fallecido contactó con el 112 malherido poco antes de morir

PATRICIA GARCÍA ROBLEDO | ÁVILA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Salió el sábado de Madrid, preparado para hacer una ruta entre el Puerto del Pico (Ávila) y el Valle del Jerte (Cáceres), pero no regresó. El montañero J.A.S.B., de 50 años de edad y vecino de San Fernando de Henares, pudo dar por teléfono a los grupos de rescate en la tarde del lunes algunas pistas sobre el lugar donde se encontraba, malherido: en el fondo de una garganta de la vertiente sur de la Sierra de Gredos. Los rescatadores no pudieron hacer nada por él. Es la octava persona que fallece este año en la montaña en Castilla y León, una cifra que supera ya a las contabilizadas en 2009.

El director de la Agencia de Protección Civil de Castilla y León, Luis Aznar, señaló que los equipos de rescate en montaña de la Guardia Civil y de la Consejería de Interior de Castilla y León localizaron el cadáver del montañero desaparecido sobre las 9.35 horas de ayer, tras una intensa y difícil búsqueda, por el mal tiempo. Durante la tarde del lunes, consiguieron hablar con él a través del teléfono móvil. «La conexión fue muy difícil, porque había poca cobertura», señaló Aznar. El montañero relató que se encontraba malherido y pudo dar algunas pistas sobre su paradero.

«El hombre hablaba con mucha dificultad, supongo que a causa del golpe», relató a ABC el director de la Agencia de Protección Civil, quien aseguró que el montañero «hablaba muy poco, y no se le entendía bien porque tenía muy poca cobertura». Pudo alertarles de que se estaba herido. Pero todos los esfuerzos por llegar a tiempo fueron en balde.

La búsqueda comenzó a las 18.30 horas de del lunes. Luis Aznar señaló que esa misma tarde el Servicio de Emergencias de Madrid comunicó a los de Castilla y León y Extremadura el «aviso confuso» de la mujer del montañero, que alertaba de que su marido había sufrido un accidente cuando realizaba una ruta de montaña entre el Puerto del Pico y el Valle del Jerte.

Con experiencia

El montañero quedó herido en una caída en algún punto entre el descenso del «Collado del Venteadero» y la «Garganta Tejea», entre Candeleda y Zapardiel de la Ribera (Ávila), en la vertiente sur de la Sierra de Gredos.

El hombre, al parecer, tenía experiencia en la montaña, llevaba roba de abrigo y comida suficiente. Pero eso no garantiza la ausencia de accidentes en la montaña, y menos con mal tiempo.

Desde la tarde del lunes, un operativo de 13 personas del Grupo de Rescate de la Consejería de Interior y del Servicio de Rescate en Montaña de la Guardia Civil de Ávila y una unidad canina trabajaron en su localización, recorriendo las rutas de aproximación a la Garganta Tejea por el norte y el sur del Pico Almanzor.

Se solicitó el apoyo de dos helicópteros, uno de la Guardia Civil y otro de salvamento de Protección Civil, si bien éste no pudo volar por las fuertes rachas de viento que soplaban en la zona. Pese a las pésimas condiciones meteorológicas, el helicóptero del instituto armado consiguió sobrevolar la zona y localizar el cuerpo, así como llegar hasta el lugar exacto donde yacía el montañero, en el fondo de un barranco en la garganta Tejea. Se dio aviso al juez, que autorizó el levantamiento del cadáver y su traslado a la localidad de El Raso, en Candeleda.