Laguna de las Eras
Laguna de las Eras - CHD

Los minerales de una laguna segoviana, claves para la búsqueda de vida en Marte

El estudio de la formación de minerales en Las Eras podría ser clave para identificar la presencia de microorganismos tanto de las rocas del registro geológico como en rocas marcianas

ABC
MadridActualizado:

El estudio de la formación de minerales en la laguna segoviana de Las Eras podría ser clave para identificar la presencia de microorganismos tanto de las rocas del registro geológico como en rocas marcianas, según una investigación realizada por científicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Vrije Universiteit de Ámsterdam (VUA) .

Los investigadores han descubierto la relación entre un tipo de bacteria, del grupo de los Firmicutes y la formación en la laguna de magnesita y dolomita, dos minerales difíciles de precipitar a bajas temperaturas. Estas bacterias del grupo Firmicutes serían las responsables de la precipitación de magnesita y dolomita en la laguna de Las Eras (Segovia).

Tanto la magnesita como la dolomita son minerales difíciles de formar a bajas temperaturas y raramente aparecen juntos por sus dificultades cinéticas para precipitar. Sin embargo, esto cambia en presencia de microorganismos y las sustancias orgánicas que producen. Estos generan micro-ambientes con alto pH y mayor disponibilidad de magnesio, que favorecen la precipitación de dichos minerales.

El estudio ha sido publicado por Frontiers in Microbiology y señala que a través de técnicas de ADN aislar e identificar, incluso a nivel de especie, a uno de los microbios (Desemzia incerta) responsable de la precipitación de estos carbonatos, informa Ep.

Esta bacteria, resistente a la desecación y capaz de sobrevivir en condiciones extremas, podría contribuir a la búsqueda de vida en Marte. La investigadora del Departamento de Mineralogía y Petrología de la UCM y autora principal del trabajo, Esther Sanz Montero, ha indicado que los minerales que cristalizan con la mediación microbiana adquieren unos rasgos identificativos denominados biosignaturas o bioindicadores.

«La identificación de estos rasgos en rocas antiguas de la Tierra puede aportar pistas sobre el origen y evolución de las primeras formas de vida en rocas similares de hace miles de millones de años. Además, los bioindicadores podrían ser utilizados para buscar indicios de vida extraterrestre en Marte, donde también se ha detectado la presencia de magnesita», ha destacado.