ICAL

Un merecido homenaje a De la Huerga pone el broche a la Feria del Libro de Valladolid

Una mesa redonda en recuerdo al escritor con los autores Óscar Esquivias y Vicente Álvarez, amigos suyos, cierra el certamen

Actualizado:

La Feria del Libro de Valladolid rindió este domingo homenaje a l fallecido escritor José Manuel de la Huerga. (Audanzas del Valle, León, 1967-Valladolid, 2018) con la presentación de su novela «Los ballenatos», que obtuvo el XXIII Premio de Novela Mario Vargas Llosa. En el acto intervinieron Francisco Florit, presidente del jurado; Germán Vega, catedrático de Literatura en la UVa; y Manuel Bravo Lifante, director de la Biblioteca Virtual Miguel Delibes- Cátedra Vargas Llosa.

A continuación de la presentación del libro se llevó a cabo una mesa en recuerdo del escritor con la intervención de dos colegas de profesión y amigos, Óscar Esquivias y Vicente Álvarez, que contó además con lecturas a cargo de los actores, Mercedes Asenjo, de Azar Teatro, y Luismi García de Teatro Corsario. Conduce el acto Rafael Vega y procedió a su clausura Ana Redondo, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid.

José Manuel de la Huerga está considerado uno de los mejores autores de su generación y levantó un territorio narrativo propio desde ‘Conjúrote, triste Plutón’ (1992) hasta ‘SolitarioS (2013), libro donde surgió Barrio de Piedra, un lugar imaginario que adquiere aún más relieve en su última novela, junto a ‘Pasos en la piedra’ (2016), con la que ganó el Premio de la Crítica de Castilla y León.

Toda su obra narrativa y poética recreaba espacios de la memoria, como en el volumen de relatos ‘Historias del lector’ (1999), la novela ‘Este cuaderno azul’ (2000, Premio Ciudad de Móstoles) o el poemario ‘La casa del poema’ (2005). No obstante, el arte y la música llegaron a adquirir gran protagonismo en ‘La vida con David’ (2003) y en ‘Leipzig sobre Leipzig’ (2005, Premio Fray Luis de León de Creación Literaria), al igual que la evocación del mar en su exitosa novela ‘Apuntes de medicina interna’ (2011), Premio Miguel Delibes de Narrativa.

También cultivó con éxito la narrativa breve: en 2010 consiguió el Premio del Concurso de Cuentos Hucha de oro con su relato ‘Un pájaro de invierno’. Ejerció como profesor de Literatura en el instituto de Tudela de Duero, Valladolid, ciudad donde residía desde niño y en cuya Universidad se licenció en Filología Hispánica. Además, compaginó su labor literaria con la colaboración en prensa escrita y digital, así como la participación en foros de crítica y creación literaria, y talleres de lectura y escritura creativa.