De Santiago-Juárez y Alicia garcia comparecen ante los medios
De Santiago-Juárez y Alicia garcia comparecen ante los medios - M. MARTÍN
Economía

La mejora de los fondos del Estado anima a la Junta a presentar el Presupuesto de 2017

La Junta aprobará previsiblemente este jueves el techo de gasto

VALLADOLIDActualizado:

La prórroga de los Presupuestos de Castilla y León durará algo menos de que lo que se presuponía. Fue el vicepresidente de la Junta, José Antonio De Santiago-Juárez, el que anunció ayer en Ávila que las Cuentas de la Comunidad llegarán a las Cortes para su tramitación durante el mes de febrero, sólo unos días después de que la Junta presente finalmente las cifras de la Comunidad para este año y una vez que posiblemente hoy mismo se apruebe en Consejo de Gobierno el techo de gasto de la Comunidad, que también será remitido -para su debate y aprobación- de forma inmediata al Parlamento regional. Aunque en algún momento el Gobierno regional dejó entrever la necesidad de tener que esperar a conocer los números del Estado para poder cerrar los de Castilla y León, el hecho de que, como ha podido saber ABC, finalmente la Junta tenga la confirmación del Ministerio de Hacienda de que las entregas a cuentas serán superiores a las anunciadas provisionalmente hace unos meses ha sido clave para poder agilizar los tiempos y permitir que los Presupuestos -que estaban ya muy trabajados- se puedan dar a conocer en tan solo unas semanas.

El también consejero de la Presidencia concretó que «en este mes de febrero estará avanzado y a buen ritmo el proyecto de Presupuestos» y que el límite de gasto verá la luz -hoy o la semana que viene- a través de un decreto-ley que deberá ser convalidado posteriormente por las Cortes. A partir de ese momento, apuntó De Santiago-Juárez, la Junta empezará «a elaborar» ese proyecto de presupuestos, que el vicepresidente espera que en el transcurso de este mes pueda estar ya en el parlamento autonómico para que comience su debate ante la Comisión de Economía y Hacienda, periodo en el que los grupos podrán presentar enmiendas a la totalidad y, una vez que se apruebe su montante, propuestas parciales, informa Ical.

Junto al aumento de las entregas a cuenta -que es la partida principal proveniente del modelo de financiación y que iba a ser inferior a los 5.912 millones percibidos en 2015-, la Comunidad dispone también desde finales de diciembre de otros datos clave para la elaboración de las Cuentas, como son el objetivo de déficit -ampliado al 0,6 por ciento- y el de deuda 19,1 por ciento- .

Una vez que este mes tanto el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, como la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, informen -como es tradición- del contenido de las grandes cifras de la Comunidad para este año, no será posiblemente hasta abril cuando sean -o no- aprobados por las Cortes de Castilla y León, para lo que los populares, sin mayoría absoluta, necesitarán al menos la abstención de alguno de los grupos presentes en la Cámara. Poco más se sabe del contenido de unas cuentas que, según las palabras de los responsables de la Junta, volverán a tener un carácter eminentemente social, pero también deberán hacer frente a los pagos de la importante deuda que acumula tanto Castilla y León como el resto de autonomías.