Familiares y amigos despiden a los montañeros fallecidos
Familiares y amigos despiden a los montañeros fallecidos - M. ÁLVAREZ
Sucesos

Más de dos mil personas despiden a los montañeros fallecidos en Picos de Europa

Zamora ofrece una despedida multitudinaria a las tres personas que perdieron la vida el pasado fin de semana

ZAMORAActualizado:

Más de dos mil personas llenaron anoche la iglesia de María Auxiliadora de Zamora y el patio de entrada al templo en una misa de funeral conjunta por las tres montañeros fallecidos el pasado fin de semana en Picos de Europa presidida por el obispo de la ciudad, Gregorio Martínez Sacristán.

Al comienzo del acto religioso, el obispo de la ciudad mostró su pesar por la «desgracia inesperada» que acabó con la vida de los tres zamoranos de 46, 21 y 19 años, que, debido a las condiciones meteorológicas, no pudieron ser rescatados hasta el pasado jueves del Espolón de Jisu en el que perdieron la vida.

Gregorio Martínez admitió entre muestras de duelo de familiares y amigos de las víctimas que «ninguna palabra es suficiente para atenuar el dolor» por esta pérdida que ha conmocionado a la sociedad zamorana.

Entre los asistentes figuraron además una representación de la Guardia Civil después de que fueran agentes especializados de este cuerpo los que localizaran los cadáveres el pasado martes, tras el aviso de los familiares ante la ausencia de los tres montañeros, que se habían desplazado el fin de semana para realizar una ascensión.

El fallecimiento se produjo en el último tramo de escalada, cuando los montañeros avanzaban en ensamble con una misma cordada y se baraja la posibilidad de que un desprendimiento de una piedra en la que estaba el anclaje pudiera ser la causa del suceso, según fuentes de la Guardia Civil.

Entre los asistentes al funeral se encontraba un importante número de miembros de la Agrupación Montañera Zamorana, a la que pertenecían los tres fallecidos, así como integrantes de otros clubes y asociaciones deportivas de la provincia.

Del mismo modo han asistido representantes de las principales instituciones zamoranos, compañeros de la Escuela de Arte y Superior de Diseño en el que habían estudiado los dos montañeros más jóvenes y del hospital Virgen de la Concha de Zamora en el que trabajaba como enfermero el de mayor edad.