Más de la mitad de los municipios esperará al 3 de abril para el «apagón»

Segovia, Soria y Zamora son las provincias de Castilla y León más avanzadas en la incorporación a la tecnología digital

MONTSE SERRADOR |
VALLADOLID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En plena cuenta atrás, todavía son muchos los municipios de Castilla y León que aún mantienen la tecnología analógica en sus televisores y que la podrán mantener hasta el próximo 3 de abril, cuando se aplique la tercera fase del plan de implantación de la TDT (Tecnología Digital Terrestre).

Según fuentes de la Consejería de Fomento, en Castilla y León es esta tercera fase la más compleja en su aplicación, ya que afectará a más de 3.000 entidades de población y será necesaria la digitalización de más de 300 centros emisores. Para esa fecha, se incorporarán a la tecnología digital la mayor parte de las provincias de Ávila, Burgos y León y la totalidad de Salamanca.

En Palencia, la mitad de la provincia se ha incorporado ya en la primera fase, que tenía como fecha el 6 de octubre, y, de esta forma, ya han tenido apagón analógico municipios de Palencia como Dueñas, Venta de Baños y Villamuriel de Cerrato, mientras que otras localidades importantes como Aguilar de Campoo y Guardo esperarán al 3 de abril.

También la mayor parte de la provincia de Segovia se ha incorporado ya a la tecnología digital, como es el caso de la capital, El Espinar, San Ildefonso o Cantalejo, aunque aún restan municipios como Cuéllar.

Lo mismo ocurre en Zamora, que está incorporada desde el 20 de octubre prácticamente en su totalidad, mientras que en Valladolid el apagón analógico llegará a casi toda la provincia el próximo 27 de enero, cuando se adapte a la tecnología digital la capital y municipios como Arroyo, Aldeamayor, la Cistérniga, Renedo, Íscar o Laguna de Duero.

Soria TDT

La provincia menos poblada de España fue, curiosamente, la primera en disponer de tecnología digital en sus televisores gracias al proyecto «Soria TDT» , una iniciativa pionera en España que pretendía experimentar en Soria el proceso de adaptación. Así, el 23 de julio de 2008 ,162 localidades (Soria, Almazán y sus zonas de influencia), con una población de 51.026 habitantes, el 54 por ciento del total, comenzaron a beneficiarse de la nueva tecnología tecnología dos años antes que el resto de España. Otra parte de la provincia se incorporó en octubre del pasado año y, la restante, lo hará el 3 de abril

En esa fecha, se extenderá por toda la Comunidad la tercera fase del apagón analógico, a la que se sumará más de la mitad de las entidades de población. La segunda fase está actualmente en ejecución, ya que estaba prevista inicialmente para el 31 de diciembre de 2009, pero se modificó para evitar posibles incidencias durante las Navidades, por los que algunos proyectos se adelantaron a la primera mitad de diciembre y el resto se están ejecutando en la segunda mitad de enero.

Así, el 17 de diciembre se llevó a cabo el apagón de los centros del Valle del Tiétar, mientras que en la provincia de Soria se producirá el 20 de enero; en Valladolid y Ávila Norte, el 27 de enero, y en el Redondal, el 29. En esta segunda fase se está llevando a cabo la digitalización de 125 centros emisores, además de la mejora de la infraestructura de 63 de estos centros.

Por lo que se refiere a la primera fase, que tuvo que ser aplazada de junio a octubre del pasado año, concluyó con la instalación de 390 receptores de satélite y afectó a más de medio millón de personas de mil entidades de población incluidas en la zona de Villamuriel de Cerrato y Palencia capital, el Este de Soria y la provincia de Zamora y parte de la provincia de Segovia.

Nuevas infraestructuras

Para conseguir que la televisión digital llegue, al menos, al mismo porcentaje de población que la analógica, ha sido necesaria la extensión de nuevas infraestructuras, una labor que es una competencia del Estado por lo que la intervención de la Junta se enmarca dentro del ámbito de colaboración entre administraciones. Esta colaboración, señalaron, se ha traducido en un convenio de colaboración, por el cual la Administración central ha aportado 13,8 millones de euros.

Hasta el momento, el importe licitado para la extensión de la cobertura TDT en la Comunidad ha sido de 40 millones, por lo que el resto de la financiación necesaria procede de la Junta mediante un crédito blando dentro del Plan Avanza.