Más de la mitad de los 1.871 incendios declarados en 2008 se quedó en conatos

Más de la mitad de los 1.871 incendios declarados en 2008 se quedó en conatos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

ICAL

Ruiz presentó ayer el balance junto a José Ángel Arranz y Vicente Rodríguez

HENAR DÍAZ

VALLADOLID. Castilla y León registró desde el pasado 1 de enero un total de 1.871 incendios, casi 800 más que durante el mismo periodo del año pasado, si bien más del 50 por ciento de los mismos (un siete por cieno más que la media del decenio anterior) se quedaron en conatos, es decir, la superficie quemada no alcanzó una hectárea. Éste es uno de los datos que se desprende del balance de operativo de incendios forestales presentado ayer por la vicepresidenta primera de la Junta y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz. que aunque subrayó que el número de fuegos había sido muy elevado, se mantenía similar a la media del último decenio.

No obstante, y pese a ese incremento de incendios respecto al año pasado la responsable de Medio Ambiente destacó la rebaja de hectáreas en cuanto a las masas forestales afectada gracias, en parte, -señaló-, «al amplio dispositivo de medios humanos, más de 4.700 personas» y a su gran eficacia y rapidez a la hora de actuar, «a lo que también ha contribuido las mejoras técnicas».

En cuanto a la superficie arbolada quemada, en el 2008 hubo un descenso del 69 por ciento respecto a la media del último decenio. «Este año hemos perdido 1.651,77 hectáreas, el segundo mejor dato de los últimos veinte años después del registrado en 2007», apuntó Ruiz, que deseó que en los próximos años se continúe con esta tendencia a la baja. De esta superficie, el incendio que más afección tuvo fue el de Honrubia, en Segovia, que produjo la perdida de 627 hectáreas. Éste fue además uno de los tres grandes incendios que se han producido en España durante el periodo de mayor riesgo y cuya rápida propagación se debió en gran parte, explicó Ruiz, al fuerte viento.

En total, la superficie forestal calcinada se situó en 14.308 hectáreas en la Comunidad, lo que supone haber reducido un 48 por ciento la media del decenio, situada en 27.500 hectáreas. La consejera de Medio Ambiente destacó, entre los datos positivos, que este año sólo se declaró el nivel 1 de Infocal en quince ocasiones, mientras que el nivel 2 se registró en siete ocasiones, lo que significa, en palabras de Ruiz, que «a pesar del gran número de incendios no han revestido la gravedad suficiente como para que se declararan los distintos niveles».

Causas

Respecto a las causas, más del 90 por ciento estuvieron directamente relacionados con la actividad humana -el 67 por ciento por causas agroganaderas y el 23 por ciento por accidentes-. Al mismo tiempo Ruiz detalló que los efectivos de Castilla y León salieron fuera de la región en catorce ocasiones, la mitad de las veces con destino a Portugal.