Imagen de archivo
Imagen de archivo - J. C. S.

Más dinero para alcohol, tabaco y estética y menos a carne, pescado y fruta

Crece también el gasto en dulces y baja el de verduras respecto a antes de la crisis

ABC
VALLADOLIDActualizado:

Los castellanos y leoneses aumentaron el dinero que destinaron a productos que no son de primera necesidad, como bebidas destiladas, vino, cerveza y tabaco, azucarados (confitura, miel, chocolate y confitería), así como a café, té y cacao o estética personal, entre 2006, el año que precedió el inicio de la crisis, y 2018. Sin embargo, bajó lo dedicado a productos básicos como carne, pescad y leche y sus derivados, según los datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) del 2018, publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y analizada por Ical.

Entre los productos que no son de primera necesidad el mayor gasto se produjo en el tabaco, con 146,23 euros por persona -13,47 más-, seguido de azúcar, miel, chocolate y confituras, con 71,29 euros -14,38 más-. El gastó en café, té y cacao rozó los 40 euros y el de vino superó los 30. A productos de belleza y otros aparatos para el cuidado personal se dedicaron 32,40 euros, hasta los 191,85. Y la factura en este periodo creció en 15 euros, superando ligeramente los 130.

Por contra, el desembolso en productos de primera necesidad descendió en su conjunto, aunque con un comportamiento desigual. Bajó en carne -aún así es lo que más se lleva de la cesta de la compra, superando los 438 euros al año-, pescado y marisco, lo mismo que en lácteos y huevos, pero subió en legumbres, hortalizas, fruta pan y cereales.

En cifras globales, cada ciudadano de la Comunidad gastó de media en el hogar 11.663,66 euros -1.145 euros más que hace 12 años-.

El presidente de la Unión de Consumidores de Castilla y León, Prudencio Prieto, atribuye la disminución del consumo de productos saludables a la influencia de «culturas foráneas» y hace un llamamiento a los responsables políticos, educativos y padres y madres por inculcar unos hábitos educativos que no fomenten la comida basura, el consumo de alcohol y tabaco.