José Gabriel Antuñano - El callejón del gato

La margarita de Mañueco

«Si espera que Cultura, Presidencia o el presidente, que sigue en la despedida «in belleza», planteen una batalla institucional y ciudadana contra el Ministerio de Cultura, se equivocaría»

José Gabriel Antuñano
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

No se recata Alfonso Fernández Mañueco en decir en alta voz que todos los días se plantea si debe dejar de ser ya alcalde de Salamanca. El deshoje de la margarita, la duda hamletiana que le atenaza se apoya en el convencimiento, que ha expresado en una entrevista la semana última, de la casi imposibilidad de repetir una mayoría absoluta y la incertidumbre de los pactos subsiguientes. A Mañueco no se le dan mal, pero sabe, aunque esto no lo ha expresado que, a día de hoy, todo vale para desalojar a los populares del gobierno, como fue la consigna anti-Rajoy: los muchos años de gobierno y la inacción de la Junta en los últimos meses animan a las otras fuerzas políticas.

Además de tener al adversario fuera, aunque él trata de que Ciudadanos no lo sea, tiene al enemigo en casa. Hace unas semanas le pusieron al pie de los caballos en las Cortes regionales y en esta solo hay que ver la foto delante del Archivo de Salamanca (Javier Iglesias, Ignacio Cosidó y el propio Mañueco), para cerciorarse que al Ejecutivo de su propio partido han dejado de interesarle «los papeles». Si espera que Cultura, Presidencia o el presidente, que sigue en la despedida «in belleza», planteen una batalla institucional y ciudadana contra el Ministerio de Cultura, se equivocaría.

Madrid tampoco le ayuda: hibernación de listas hasta diciembre y cambio de paso en lo de la lista más votada. Con el viento en contra el alcalde de Salamanca y presidente del Partido Popular de Castilla y León no lo tiene fácil, aunque controla el partido, lo que no es poco. Le falta un golpe de autoridad para demandar compromiso y trabajo al Ejecutivo, si bien a cada componente de este no les va nada personal en este envite.

José Gabriel AntuñanoJosé Gabriel Antuñano