Mañueco saluda a Santamaría durante el Congreso
Mañueco saluda a Santamaría durante el Congreso

Mañueco apela a la unidad y no ve problemas por los apoyos de la Comunidad a Santamaría

Herrera ofrece el trabajo de los veteranos «para ayudar y para coser» la formación política

ABC
Actualizado:

Como en toda contienda, hubo ganadores y perdedores: los primeros, los que dieron su apoyo, tácito o no, al palentino Pablo Casado; los segundos, los que apostaron por Soraya Sáenz de Santamaría, mayoría en Castilla y León, al menos en la primera vuelta de las primarias. Ayer, los populares de Castilla y León intentaron seguir con su aparente «neutralidad» para no posicionarse ni siquiera una vez emitido el voto. Tras el triunfo de Casado por un 57 por ciento de las papeletas y su proclamación como presidente nacional del PP, el discurso de los barones castellano y leoneses se tornó en una llamada a la unidad y a la integración. Unos mensajes que, en cualquier caso, ya habían repetido los propios candidatos en sus intervenciones antes de la votación, para alivio de algunos. También algunos pronunciaron con insistencia, no sin cierta sorna, la expresión «han ganado los míos», después de semanas de supuesta imparcialidad en la que no dieron a conocer sus cartas.

El propio presidente regional del PP, Alfonso Fernández Mañueco, repitió machaconamente, una vez proclamado presidente Casado, que «hoy ha ganado el PP al cien por cien», aunque hizo «un reconocimiento a Soraya, que ha presentado un discurso sólido y un proyecto para el PP», para dar después «la enhorabuena a Pablo Casado, que es el que ha ganado».

Pero por si había alguna duda, Mañueco insistió en que «el Partido Popular de Castilla y León y de cada una de las nueve provincias estará con Casado». Es más, no cree que el hecho de que en la primera vuelta de las primarias Santamaría fuese la más votada en siete de las nueve provincias (todas salvo Ávila y Palencia) pueda ser un problema para la formación en estas tierras. «Yo estoy convencido de que somos uno de los puntales de España y el nuevo presidente es consciente de esa situación, lo va a tener en cuenta y va a contar con nosotros como nosotros con él», sentenció el líder de los populares castellano y leoneses.

Llegado este punto, también puso sobre la mesa sus propias peticiones que pasan, sobre todo, por que «apoye en todo a los que trabajamos en el territorio y construyamos entre todos un proyecto ganador y de gobierno, desde el más pequeño de los ayuntamientos hasta las diputaciones o las comunidades». Sobre el resultado del Congreso, aseguró que «hoy salimos más fuertes y unidos que cuando empezamos esta aventura de participación y democracia interna».

Visiblemente satisfecho por cómo se ha desarrollado el Congreso se vio al presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que ofreció el trabajo de los «veteranos para ayudar y para coser» la formación después de un congreso del que, dijo, sale un partido «mucho más fuerte, más integrado, unido y, sobre todo, con voluntad de servicio a la sociedad». «Los veteranos estaremos para ayudar, para coser y para ir replegándonos porque el protagonismo tiene que ser de una nueva generación», señaló Herrera, quien calificó al palentino Pablo Casado como «un chico estupendo, preparado, con formas modernas y que viene a darle al PP una renovación generacional que estábamos necesitando», informa Ical.

El jefe del Ejecutivo autonómico señaló que las primarias «le han venido bien» al PP y recordó que no tenía «ningún miedo» sobre el desarrollo del proceso, «que se ha llevado a sus últimas consecuencias ordenadamente», dado que la experiencia en Castilla y León demostró que puede desarrollarse con «plena normalidad» y que este tipo de elecciones son también para formaciones como el Partido Popular.

Herrera destacó las llamadas a la unidad que formularon los dos candidatos «no por casualidad» y se refirió al partido en la Comunidad para señalar que «ningún militante del PP de Castilla y León debe tener la mínima duda de que el presidente de los populares de la región es Alfonso Fernández Mañueco porque lo hemos querido nosotros, al igual que nuestro presidente nacional es Pablo Casado». En este sentido, recordó que por encima de cada persona está el partido, y por encima de éste «y de las querellas internas» está la sociedad española.

Y quien no ocultó su entusiasmo con el triunfo de Casado fue la presidenta de las Cortes, Silvia Clemente. No en vano fue la única que en campaña reconoció abiertamente su apoyo al palentino, cuyo programa aseguró compartir «por estar cargado de los grandes valores del PP». «Se abre ahora —señaló— un tiempo de renovación y de fijación de nuestra ideología».