El ministro Íñigo de la Serna presenta en Oviedo los plazos de la línea del AVE León-Asturias
El ministro Íñigo de la Serna presenta en Oviedo los plazos de la línea del AVE León-Asturias - EFE
Sociedad

El AVE León-Asturias estará en el verano de 2020 y permitirá que circulen mercancías

Se podrá viajar desde la capital leonesa a Oviedo en una hora y a Gijón en 23 minutos más

ValladolidActualizado:

La conexión de Castilla y León con Asturias mediante la alta velocidad tiene ya fecha. Será a mediados de 2020 cuando sea posible recorrer en AVE la distancia que separa León de Oviedo y Gijón gracias a la construcción de los nuevos tramos ferroviarios pero, sobre todo, a la puesta en servicio de una compleja obra de ingeniería de dos túneles para evitar el puerto de Pajares. La previsión fue realizada ayer en la capital del Principado por el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna que, además, anunció un cambio sobre el proyecto inicial de la citada variante ferroviaria de Pajares con el que da respuesta a las demandas de las dos comunidades autónomas, ya que uno de los tubos contará con ancho mixto para permitir tanto la circulación de trenes de alta velocidad (ancho internacional), como, sobre todo, el tránsito de mercancías (ancho ibérico).

Esta decisión fue muy valorada por los responsables castellano y leoneses que acudieron a la presentación de las actuaciones ferroviarias entre La Robla (León) y Pola de Lena (Asturias). Así, el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, destacó el hecho de que sea posible que circulen por el nuevo trazado de Pajares trenes de mercancías, ya que se reforzará el tráfico y la conexión de Castilla y León con los puertos asturianos de Gijón y Avilés. «Ésto va a reforzar la excelencia que tiene que tener el eje atlántico de transportes del noroeste en la parte castellano y leonesa, asturiana y gallega», añadió.

Madrid-Oviedo, tres horas

La construcción del primero de los dos túneles, el izquierdo, podrá estar finalizada a finales de 2019, mientras que la del túnel derecho no estará hasta el verano de 2020, según confirmó De la Serna, que explicó que la línea no se abrirá hasta que la variante esté concluida. Su puesta en marcha a finales de 2020 supone un «adelanto» de seis meses sobre la última fecha dada para su funcionamiento y permitirá reducir los tiempos entre Madrid y Oviedo a 2.56 horas (una hora de León a la capital asturiana) y de Madrid a Gijón a 3.21 horas.

El cuanto al recorrido, la nueva variante reducirá en 33 kilómetros el trazado ferroviario, permitiendo mejorar «de manera notable» la infraestructura. A estas actuaciones se suma el cambiador de ancho de vía que tendrá que instalarse en Campomanes. Los dos túneles, de unos 25 kilómetros de longitud que cruzan la cordillera cantábrica, supondrán una inversión de 3.590 millones de euros cuando estén finalizados, con un diseño que ha sufrido varias modificaciones por el Ministerio de Fomento en los últimos años. De la Serna recordó que la actual línea del puerto de Pajares «es complicada» porque entre La Robla (León) y Pola de Lena hay un total de 82 kilómetros en los que hay 85 túneles construidos en el siglo XIX, y cuya longitud total ocupa «buena parte del recorrido», además de que hay radios muy estrictos que en ocasiones limita la velocidad a los 60 kilómetros por hora. El proyecto también contempla una inversión de unos cien millones de euros -incluido el intercambiador en Campomanes- y el denominado «tercer hilo», con el que estará equipado uno de los túneles para permitir el paso de convoyes de mercancías, se implantará también en el tramo León-La Robla, de 20,2 kilómetros, lo que permitirá ahorrar un total de 23 minutos cuando entre en servicio, informa Efe.