El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, durante su intervención en el acto
El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, durante su intervención en el acto - ICAL
Sociedad

Una «lectura reivindicativa» de Moby Dick para pedir la atención al Síndrome de Down

Uno de los participantes en el acto ha sido el alcalde de Burgos, Javier Lacalle

BurgosActualizado:

Una «lectura reivindicativa» del clásico «Moby Dick», de Herman Melville, ha servido este viernes a la Asociación Síndrome de Down de Burgos para reclamar la atención de la sociedad hacia este colectivo y su integración, dentro de los actos de la Feria del Libro que acoge la capital burgalesa.

Uno de los participantes en el acto ha sido el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, quien ha respaldado a la asociación y ha destacado en declaraciones a los medios de comunicación que hace una «grandísima labor».

Para Tudanca, actos como el de hoy se suman a «la lucha y el trabajo diario menos visible y más importante» que realizan en defensa de los niños con Síndrome de Down.

Además del secretario general del PSOE en Castilla y León, han participado en la lectura pública el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, y el subdelegado del Gobierno, José María Arribas, entre otros representantes de la vida política, económica y social burgalesa.

La lectura pública de «Moby Dick» se ha sumado a los talleres organizados por la asociación Síndrome de Down en el marco de la Feria del Libro y en los que han participado más de un centenar de niños de tres colegios.

Luis Mayoral, presidente de la Asociación Síndrome de Down, ha detallado que se trata de alumnos del centro especial Estela y de los colegios de Fuentecillas y Virgen de la Rosa que han compartido talleres de dibujo mostrando un «ejemplo de integración y compañerismo» entre todos.

Para Mayoral, este tipo de actos conjuntos que, además, se celebran en la vía pública a la vista de todos, es la mejor manera de «normalizar la integración» por la que la Asociación Síndrome Down Burgos trabaja desde sus orígenes.

Declarada de utilidad pública en el año 2000, la asociación cuenta en la actualidad con 72 socios , atiende a 100 familias y dispone de 182 plazas en sus centros y servicios.

Con una plantilla de 25 profesionales, la asociación Síndrome de Down Burgos mantiene tres centros de intervención, de actividades entre 0 y 20 años; un centro concertado de educación especial y el Centro de promoción de autonomía personal para adultos además de servicios de Atención Temprana, Estimulación cognitiva o Logopedia.